Publicado el: Vie, ago 22nd, 2014
El Jaguar, un Felino Representativo de la Biodiversidad en Michoacán

El Jaguar, un Felino Representativo de la Biodiversidad en Michoacán

* El monitoreo y trabajos de investigación confirman su presencia en municipios como Churumuco, Arteaga, Aquila y Lázaro Cárdenas, así como en lugares de la zona Sierra-Costa.
* Se trabaja en la identificación de un corredor biológico para el jaguar, que abarque desde la reserva Zicuirán-Infiernillo, hasta el norte de Nayarit.
La presente administración estatal emprende acciones de conservación y sustentabilidad de la flora y la fauna con la integración de Comités Comunitarios de Vigilancia Ambiental Participativa, aseguró el jefe del departamento de Vida Silvestre de la Comisión Forestal del estado, Gerardo Olmos Bernal.
Ejemplificó que dentro de estas tareas de conservación, enclavadas en el Comité Estatal de la Vida Silvestre, se delimitan las acciones de investigación, junto con la Dirección de Especies Prioritarias para la Conservación de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, la Secretaría de Urbanismo y Medio Ambiente, y la Procuraduría Ambiental a favor de especies en peligro de extinción, como es el caso del jaguar.
Y es que Michoacán es de los estados donde se conoce poco sobre la situación del jaguar, sin embargo, el monitoreo y trabajos de investigación confirman su presencia en municipios como Churumuco, Arteaga, Aquila y Lázaro Cárdenas, así como en lugares de la zona Sierra-Costa.
Olmos Bernal enfatizó que se trabaja en la identificación de un corredor biológico para el jaguar, que abarque desde la reserva Zicuirán-Infiernillo, hasta el norte de Nayarit y que comunique las áreas más importantes con presencia de este felino en la región Occidente de México.
Destacó la importancia que en materia de biodiversidad tiene Michoacán en el país, siendo una de las entidades más importantes en este renglón, de ahí la necesidad de las proyecciones que para la conservación se emprenda por parte de los tres niveles de gobierno en coordinación con la sociedad.
Gerardo Olmos dijo lo anterior en el marco de la conferencia sustentada por el investigador especializado en el jaguar, Rodrigo Núñez Pérez, denominada “Situación Actual y Acciones de Conservación para el Jaguar en Michoacán”, celebrada en el auditorio de la Comisión Forestal del estado, que impulsa el Comité Técnico de Vida Silvestre de Michoacán.
IMPORTANCIA DE LA CONSERVACIÓN DEL JAGUAR
El jaguar tiene características que lo hacen único y digno de protección, y es que cada especie es única, ya que es el felino más grande de América, y el único representante del género Panthera allí; es la tercera especie de felino más grande del mundo y el mayor depredador en las zonas selváticas.
Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza – UICN 2002, sobre la base de estimaciones de densidad y rango geográfico, se estima que la población de jaguar presenta al menos 50 mil ejemplares adultos, con tendencia a la baja, debido a la persecución y la degradación de su hábitat; podría clasificarse como vulnerable si esta tendencia persiste.
En las civilizaciones precolombinas de México, Guatemala y Perú, el jaguar era venerado como una criatura divina, pero el respeto hacia este animal se perdió cuando empezó a ser cazado por su piel. En los años 60, particularmente hubo una disminución significativa de ejemplares, con más de 15 mil pieles de jaguar sacadas de la Amazonía brasileña anualmente, por lo que la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) en 1973 logró una importante disminución del comercio con sus restricciones.
Sin embargo, es más importante la amenaza del deterioro de su hábitat, ya que las tasas elevadas de deforestación en América Latina, y la fragmentación del hábitat y de las poblaciones de jaguar, convierten a esta especie en vulnerable al hombre.
Además, los hombres compiten con los jaguares por sus presas, las cuales dependiendo del lugar van desde pequeños mamíferos como armadillos, tlacuaches, mapaches y tejones, hasta rumiantes como los venados; incluso se ha reportado la depredación de algunos otros felinos de menor talla, la dieta del jaguar básicamente por ser un animal carnívoro está compuesta por animales que habitan y comparten la misma área de distribución.
En muchas zonas el ganado prácticamente se mueve por amplias áreas sin protección y en sitios donde escasean las presas naturales, han llegado a convertirse en una parte importante de la dieta del jaguar. Así, a los jaguares se les dispara frecuentemente a pesar de la legislación protectora. Es de destacarse que al perder su hábitat, muchas veces se ven obligados a atacar al ganado doméstico y es la causa de que sean perseguidos por los ganaderos.
Este felino es el depredador de mayor talla en el Neotrópico y desempeña un papel ecológico fundamental, pues afecta las densidades poblacionales de sus presas y es una factor limitante de éstas (Medellín et. al., 2002). La desaparición de los jaguares puede causar cambios en los ecosistemas.
El jaguar está incluido en el Apéndice del CITES (Tratado de Comercio Internacional de Vida Silvestre), lo que significa que es ilegal comercializar su piel o cualquier otra de sus partes.

Deja un comentario

XHTML: Usted puede utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Siguenos en Facebook

La Extra en Twitter


El Jaguar, un Felino Representativo de la Biodiversidad en Michoacán