Desarticula PGJE Banda de Presuntos Secuestradores

0
1 visto

Investigaciones realizadas por personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado permitieron la detención de seis personas que presuntamente se encuentran relacionados en el secuestro y homicidio de un médico, cuyo cadáver fue localizado sepultado clandestinamente en el municipio de Nocupétaro. Ante el agente del Ministerio Público Especializado de la Dirección de Antisecuestros y Extorsiones (DAE), fueron presentados los hermanos Javier, Martín y Lucía N., así como José Martín V.
Y Antonio A. de 29, 35, 20, 52 y 38 años de edad, respectivamente, mismos que se encuentran relacionados en averiguación previa penal  por el delito de homicidio y secuestro, en perjuicio de Pablo Mendoza Bermúdez. De acuerdo a la indagatoria correspondiente, el pasado 21 de febrero, el médico -que se encontraba de vacaciones en la ciudad de Tacámbaro-, se reunió con un amigo de ocupación taxista, a quien le mostró 350 mil pesos que destinaría para la adquisición de un terreno.
Una vez que Javier C. dejó al médico en su casa, se dirigió con Antonio A. y José Martín V., a quienes informó que el médico tenía una fuerte suma de dinero, por lo que planearon robarle. Para cumplir con tal propósito, Javier pasó nuevamente por el profesionista, a quien invitó a consumir bebidas embriagantes, por lo que se desplazaron hacia la comunidad de El Palmito, municipio de Nocupétaro, lugar donde llegaron Antonio A. y José Martín V. quienes aparentaron el robo y a punta de pistola obligaron al doctor a descender de la unidad.
En tanto que Javier supuestamente fue obligado a retirarse del lugar a bordo del vehículo del servicio público. En el sitio, Antonio A. y José Martín V. exigieron al médico que les entregara el dinero que tenía en su poder y en virtud de que ofendido se opuso, José Martín accionó en su contra un arma de fuego calibre .25 mm. y al ver que caía gravemente herido, nuevamente disparó el arma, percatándose que había dejado de existir. Al reencontrarse con sus cómplices y darse cuenta de lo ocurrido, Javier sugirió que hicieran una fosa y sepultaran al doctor en el mismo sitio del crimen.

Deja un comentario