Para los Autodefensas

0
15 visto

Un soldado retirado llamado Jian Lin conduce y prueba su tanque casero en la ciudad de Mianzhu, provincia de Sichuan, China. Sr. Lin fue el responsable de la reparación de las aeronaves durante su servicio militar en la Armada china. Después de la jubilación, trabajó como conductor de camión para ganarse la vida. Él tenía la idea de hacer un tanque de verdad cuando tenía 6 años de edad. Encontró fotos de un tanque chino anfibio ligero llamado Norinco 63 y pasó cerca de dos meses haciendo una réplica áspera, que le costó alrededor de $85,000 pesos. El tanque, que es de 4.5 metros de largo, 1.6 metros de ancho, 2.1 metros de alto y pesa cerca de 3 toneladas, fue ensamblado con partes Jian compró de diferentes fuentes. La torreta es capaz de hacer un giro de 360 ​​grados y el ángulo del cañón puede ser ajustado como el de un tanque real.

No hay comentarios

Deja un comentario