Publicado el: Sab, mar 8th, 2014
Pueblo o Ejército, el Caso es que Huandacareo Está sin Policía

Pueblo o Ejército, el Caso es que Huandacareo Está sin Policía

MSV.- Repite Huandacareo sigue de refrán, entratándose de cosas que suceden sin esperarlo, ni menos saberlo. Ahí fue un padre quien empezó con el deporte de los jaripeos en Michoacán, organizando toda una empresa que después siguió el Padre Sánchez que de su bolsa construyó en Morelia, la Iglesia de San Martín de Porres, fue el primero que creó una escuela de donde escogía sus aventurillas sexuales y ahora, tal pueblo de balnearios, su misma gente, sin imaginárselo siquiera, es la que quita a su policía municipal y se pone en su lugar, aunque horas después portadores de armas, sustituye que gente sin experiencia se haga cargo de esa responsabilidad.
En sorpresas repite pues Huandacareo, nomás no vaya a pasar a más, porque apenas y ese pueblo se está levantando y que vaya a caer otra vez al retraso, es triste.
Recuerdo que desde los Salgado, que compraban casi toda la palma del otro lado del Infiernillo, del municipio de Cuahuayutla, Guerrero, se la traían para fabricar sombrero que llegó a tener fama por su estética y duración; Huandacareo, estuvo a punto de industrializarse, pero por envidias y divisiones políticas, todo terminó en fábricas familiares.
Hubo un tiempo en que su otro dicho que era no te cabe un ajo, sino todo Huandacareo, fue por ahí donde se producía el mejor ajo de México y desde ahí se imponía el precio además de surtir toda la demanda de ese producto, que precisamente con tal refrán se calificaba el momento cuando alguien reflejaba felicidad.
Bueno, pues el caso es que lo que hizo la ciudadanía de ese famoso pueblo de aguas termales, fue una sorpresa, porque al parecer, que como ahí hay miles de casas, unas bien cuidaditas que son de emigrados, que pagan porque se las cuiden, además de proporcionar que las habiten, que ya algunos policías habían o estaban intentando cobrar protección ejemplificando a La Tuta, que no faltó quien convocara a defender esas oportunidades que los emigrados dan a muchas familias o cuando menos a que por poquísima renta, le den cobijo a quienes nunca pensaron en vivir en una construcción que portan lujosas comodidades.
Hay otras versiones, pero los que hablaron, señalaron que como el sueldo de policía no era suficiente para vivir, que ellos, trataban de completarlo de otras maneras no tan comunes; algunos agregaron que ni las mismas autoridades se daban cuenta de lo que hacían los que ahora están ya sin chamba.
Huandacareo es la tierra y el lugar donde todavía vive el famoso militar y luego político, teniente coronel Chávez Núñez, que no solamente fue Presidente del PRI, diputado local, Jefe de la Judicial cuando tenía prestigio y que la llevó muy bien con varios gobernadores. Que era tan bueno –no como Margarito Antúnez Domínguez y Norberto Vega-, que sabían dar el no tan convencivo, como el si tan discreto, pero sí, en lo particular Norberto, fue muy bueno para el dominó, que llegó a jugar hasta con las “mulas” (de las fichas), con casi todos los gobernadores de su época.

Deja un comentario

XHTML: Usted puede utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Siguenos en Facebook

Siguenos en Twitter


Copy Protected by Chetans WP-Copyprotect.

Pueblo o Ejército, el Caso es que Huandacareo Está sin Policía