Curiosidades de Río de Janeiro, Sede de las Olímpiadas

0
14 visto
Sede-Olímpica

A 21 días que inicien lo Juegos Olímpicos de Brasil 2016, te seguimos presentando datos curios de este evento, hoy escribimos de Río de Janeiro Sede de estos juegos

1. El nombre de Río de Janeiro se debe a un río que en realidad no existe
Según cuenta la historia, los portugueses al mando de Gaspar de Lemos, arribaron por primera vez a la bahía de Guanabara el 1º de enero de 1502, bautizando la zona con el nombre de “Río de Janeiro” lo que en español sería ‘Río de Enero’, haciendo alusión a la fecha de su descubrimiento.
2. Los primeros en colonizar Río de Janeiro fueron los franceses
Si bien es cierto, los portugueses fueron los primeros en llegar a la bahía de Guanabara, hoy Río de Janeiro, ellos no se instalaron en la zona desde el comienzo sino que continuaron sus viajes de exploración.
Más de medio siglo después de la llegada de Gaspar de Lemos, en 1555 un grupo de franceses encabezados por el almirante Nicolás Durand de Villegagnon atravesaron el Atlántico en busca del “paraíso perdido” descrito por Sir Tomás Moro en su libro “Utopía”. Los franceses arribaron a la bahía de Guanabara y al ver su hermosura y exuberancia concluyeron que habían encontrado lo que buscaban y fundaron allí lo que llamaron la “Francia Antártica”.
3. El terreno que encontraron los portugueses en nada se parece al que se puede ver hoy
Aunque es evidente que la ciudad de Río de Janeiro se levanta prácticamente en medio de una enorme selva tropical, también conocida como Mata Atlántica, el terreno de las zonas urbanas que hoy conocemos, empezando por el mismo centro histórico, no se parece en nada a lo que vieron los primeros portugueses que se instalaron en la ciudad.
4. Río de Janeiro fue por unos años una capital Europea
Esta es una de las curiosidades sobre Río de Janeiro menos conocidas fuera de Brasil. En 1808, el rey de Portugal, escapando de la invasión de napoleónica, se trasladó junto con todas su corte a Brasil y se instaló en Río de Janeiro. La presencia de la Corte y de todas sus instituciones convirtió a Río en la capital del imperio Portugués y por tanto en la única capital europea que se encontraba fuera de Europa.
Este hecho cambió el estatus y la vida de la ciudad para siempre. Al instituirse como la capital del reino, se instalaron en Río de Janeiro importantes instituciones económicas y culturales como la Biblioteca Nacional, el Jardín Botánico, el Banco Nacional, la Casa de la Moneda y la Junta General de Comercio. Además se crearon importantes universidades y centros de enseñanza, lo que contribuyó al desarrollo de la ciudad.
Río de Janeiro fue capital de un reino europeo hasta 1821, cuando João VI fue obligado a volver a Portugal.
5. Río de Janeiro posee la única iglesia americana donde se ha coronado a un rey
En el momento del exilio de la corona portuguesa a Brasil, don Juan de Braganza tenía la condición de Príncipe Regente y gobernaba en nombre de su madre, la reina María I de Portugal. A la muerte de la reina, Juan de Braganza fue coronado como el rey João VI y la ceremonia se realizó en la iglesia Nossa Senhora do Carmo da Antiga Sé, iglesia que hasta hoy conserva su antiguo esplendor.
Además de acoger la ceremonia de coronación de un rey europeo, en esta iglesia también se celebró la boda del príncipe heredero Pedro de Braganza (futuro rey Pedro I) con María Leopoldina de Austria, convirtiéndose así en la única iglesia americana dónde se ha coronado a un rey y se ha casado a un príncipe.
6. Río de Janeiro posee el record mundial de haber organizado el partido de fútbol con más espectadores de la historia
Otra de las curiosidades sobre Río de Janeiro tiene que ver, como no podía ser de otra manera, con su amor por el fútbol. El mundial de fútbol de 2014 no ha sido el primero que se celebra en Brasil, ya en 1950 el país acogió la Copa del Mundo y la gran final se jugó en Río de Janeiro, en el recién inaugurado estadio Maracaná. En ese momento las reglas de la FIFA no eran tan exigentes en cuanto a comodidad y seguridad como lo son en la actualidad y el 16 de julio de 1950, la gran final entre Brasil y Uruguay fue presenciada nada menos que por 173.850 espectadores, muchos de los cuales se apiñaban de pie en el estadio. Tristemente todos esos aficionados vieron como su equipo era derrotado en el último momento por Uruguay, naciendo así el término “maracanazo”, para referirse a esa dura derrota en casa.
7. Sólo son Cariocas los habitantes de la ciudad de Río de Janeiro
El gentilicio de “carioca” es mundialmente conocido, pero en la mayoría de los casos no se utiliza adecuadamente. Quizá debido a que por muchos años Río de Janeiro fue la capital de Brasil o porque es la ciudad más famosa del país, se ha popularizado el término carioca para referirse casi a cualquier persona o cosa que sea brasileño: “música carioca”, “comida carioca”, “alegría carioca” o sencillamente “los cariocas” para hacer referencia a su gente. Pero a pesar de ser lo más común, no es lo correcto.
En estricto rigor sólo son Cariocas aquellas personas que han nacido o viven en la ciudad de Río de Janeiro, ni siquiera en todo el Estado de Río de Janeiro y por tanto tampoco los demás brasileños. Las personas que son del Estado de Río, pero de otras ciudades como por ejemplo Niteroi o Petrópolis, son “Fluminenses.” En conclusión, aunque todos los Cariocas son Fluminenses, no todos los Fluminenses son Cariocas, ni tampoco el resto de los brasileños.

Deja un comentario