Acusa Opacidad Sobre uso de Crédito Banobras

0
12 visto
BANOBRAS

Uyyyy ya brotaron las sospechas…
La deuda a largo plazo de Michoacán, asciende a más de 19 mil millones de pesos y a corto plazo superior a los 16 mil millones de pesos, informó el legislador perredista, Juan Pablo Puebla Arévalo, quién adelantó que en breve solicitarán una explicación al gobierno del Estado para conocer en que ha utilizado el recurso de Banobras.
Dadas las condiciones económicas de la entidad, el diputado local dijo que es necesario que el presupuesto para el ejercicio fiscal 2016, deba incidir directamente en la sociedad para impulsar el desarrollo económico.
“El próximo presupuesto para el 2016, tendremos ser cuidadosos que sea un presupuesto óptimo que tenga a mi juicio dos características, debe impactar de manera social y real a Michoacán y que también sea un presupuesto que cuide las líneas generales del gobierno y que no descuide pero que tenga un sello de impacto social, Michoacán necesita desarrollo”, opinó.
El diputado integrante de la Comisión Inspectora y de la Auditoría Superior de Michoacán (ASM) señaló que según el registro de obligaciones y empréstitos vigentes de entidades, municipios y sus organismos que lleva la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), se ha dispuesto al 30 de junio del 2015 la cantidad de 2 mil 724 millones de pesos del crédito aprobado por Banobras.
Sin embargo, también refiere que el jefe del Ejecutivo estatal en el informe presentado en agosto del presente año al parlamento michoacano, no desglosa los proyectos públicos que justifiquen la disposición de los recursos referidos, ni los pagos realizados a proveedores y contratistas del ejercicio 2011 hasta el 2014, tal y como lo mandata el decreto legislativo 351.
Por ello, añadió que solicitarán la información de la aplicación de los recursos y el saldo pendiente de pagar a los proveedores y contratistas, así como el programa y calendario para terminar de cubrir los saldos a cargo del Ejecutivo.
El diputado perredista, realizó un desglose de la deuda pública que arrastra la entidad, conforme a lo presentado en el segundo trimestre del presente ejercicio fiscal y compartió que se divide en pasivo circulante y no circulante, derivado de operaciones por servicios personales, cuentas por pagar presupuestos devengados y contabilizados al 30 de junio del año en curso.
Abundó que el pasivo circulante, asciende a más de 9 mil 837 millones de pesos y el no circulante es superior a los 17 mil 89 millones de pesos, haciendo un total de 26 mil 926 millones de pesos.

Deja un comentario