Arma de Dos Filos la Federalización

0
37 visto

Muchas palabras y buenas intenciones, pero al parecer lo que que propone el Presidente electo con la desaparición de los delegados federales, la desaparición de 4 secretarias es una arma de dos filos.
Entiendo que lo que el propone es un ajuste, ahorro, límite de fuerzas, eliminar la corrupción, mejorar la administración, mejorar la distribución, pero ahora dejará a dos personas en lugar de una en cada entidad con un super poder imparable.
Obviamente los primeros en reclamar son los gobernadores de los Estados, como ejemplo está, el nuestro que ya salió a reclamar, justificar y tratar de explicar, porque principalmente les quita mucho poder y sobre todo recursos con los cuales se pueden ayudar y es que un gobierno por si sólo, sin el prepuesto de ayuda federal no sirve, las entidades no tienen como sobrevivir sin esas entradas, sus ingresos son muy pobres. Normalmente el gobernador se viste con las obras federales, ya que el pueblo nunca se da cuenta de quien es el dinero con el cual se ejecutó dicho programa o estructura.
Pero ahora en la entidad habra un gobernador y un virrey, este último tendrá a su disposición una cantidad enorme de presupuesto para repartir y dar, es personaje será muy poderoso, ya que podrá disponer de recursos sin los problemas que asechan a cada estado, por lo tanto la corrupción ahora cambiará de canal, ahora que llegarle al precio al virrey, no al gobernador. Por todo esto, no se pude asignar directamente a una persona sin preparación y sin conocimiento administrativo alguno, no lo escribo por Roberto Pantoja, lo escribo por todos los Estados de la República.
Bien dice el dicho: “Más vale bueno por conocido que malo por conocer”, este cambio puede disparar para ambos lados sin control, me imagino que señor Presidente electo, debe de conocer el tema y sabrá como controlarlo, por algo lo está proponiendo, como he escrito habrá que darle el beneficio de la duda y habrá que esperar los tiempos, lo único que gritamos los mexicanos es que hay que atar de manos a muchos y sobre todo a aquellos que son soberbios.

Deja un comentario