Calderón vs. Peña Nieto, Sucesión Presidencial

0
210 visto

foto-oficial-de-enrique-pena-nieto-619x348

Pedían la cabeza de la secretaria Rosario Robles y terminaron por sacrificar al senador Ernesto Cordero. Esta vuelta de 180° de la política obedece a una lucha temprana de la sucesión presidencial. Ello tiene como punto de partida la confrontación del ex presidente Felipe Calderón contra el presidente Enrique Peña Nieto que se escenifica a nivel internacional, por primera vez. Es una lucha política que apenas comienza. Todavía no hay desenlaces definitivos. El choque de Felipe Calderón Hinojosa contra de Enrique Peña Nieto, ha sido abordado desde la perspectiva local por otros analistas, -con oportunidad y abundante información. En nuestro trabajo lo hacemos ahora desde la perspectiva internacional, con el propósito de darle fondo y sentido, para no quedarnos entre las ramas. Visualizar este choque político desde la perspectiva internacional, es consecuente con la naturaleza de este choque, también de carácter internacional. Situación que como veremos diferencia cualitativamente los conflictos políticos anteriores, entre los ex presidentes y sus sucesores, meramente locales. La lucha por la sucesión presidencial, tiene como escenario geopolítico estratégico el estado de Veracruz. La confrontación entre el ex presidente Calderón con el presidente Peña Nieto, en materia de sucesión son alianzas de juegos de poder. El carácter estratégico de Veracruz, lo determina su dotación de energéticos; ser la segunda entidad que decide la elección presidencial, después del Edomex; la Capital, es perredista. Y, contar con la posibilidad de una vía interoceánica para dinamizar la producción y el comercio internacional que compita contra la realización de los proyectos de Nicaragua y Colombia. La confrontación del ex presidente Calderón contra el presidente Peña Nieto, se inició con las grabaciones realizadas por Miguel Ángel Yunes Linares para negociar que le entreguen al PAN negro el estado de Veracruz, a cambio de continuar los panistas en el Pacto por México. La contraofensiva que recibió Yunes, fue un mensaje para sus aliados en pugna por la sucesión. El primer triunfo político del Pacto por México con adéndum, es el repliegue de los calderonistas en el Senado. La demanda de PEMEX en un tribunal norteamericano contra el michoacano ex presidente del PAN, César Nava, trae a la memoria de los desinformados el juicio por fraude del gigante energético ENRON. El repliegue de Cordero, debe verse en este contexto de riesgo. Que se confronten los ex presidentes con sus sucesores, no es nuevo en la política mexicana; Gustavo Díaz Ordaz contra Luis Echeverría; Echeverría contra José López Portillo y así sucesivamente, fue producto de la gran ruptura de la familia revolucionaria, con consecuencias catastróficas. Miguel de la Madrid, contra Carlos Salinas y el gran pleito entre Ernesto Zedillo contra Salinas de Gortari; los gobiernos panistas no fueron la excepción, pero los acuerdos en materia de saqueo por las familias Marta Sahagún y Margarita Zavala, dieron otro toque de rapacidad sobre los bienes de la Nación. El choque de Felipe Calderón Hinojosa en contra de Enrique Peña Nieto, abordado en otros espacios por otros analistas con abundante información desde la perspectiva local, no ha sido abordado desde la perspectiva internacional, un ingrediente que lo hace sustancialmente diferente a los conflictos de poder que lo antecedieron La pugna de hoy entre el ex presidente Calderón y el presidente Peña Nieto se presenta en un contexto de carácter internacional, donde se involucra cuando menos a tres países, partiendo, por supuesto de México, los Estados Unidos y España. Anteriormente, las diferencias entre el régimen saliente y el gobierno entrante, eran de carácter estrictamente local, ahora, han pasado a un ámbito internacional. Calderón Hinojosa, tiene la calidad de ser un asilado político-“académico” en la Universidad de Harvard. Un status obtenido por abrir las puertas a la intervención masiva militar y de inteligencia norteamericana, con el pretexto de la guerra contra las drogas, con un costo de 70 mil muertes y 30 mil “desaparecidos” y el pago de la renta petrolera sexenal en compra de equipo, armas y asesoría equivalentes a más de 70 mil millones de dólares. La vinculación de Calderón con la España neofranquista del Partido Popular, PP, es consecuencia de la entrega total que Calderón realizó con el español, Juan Camilo Mouriño. Ejecutado el delfín, Mouriño, antes de que se convirtiera en el testaferro de la corona española desde Los Pinos, obligó a designar a un sucesor de Mouriño, en la persona de Ernesto Cordero, (a) Mr Bean. El acuerdo de Mouriño con la monarquía española de los Borbones y con el PP de José María Aznar, fue la ampliación del acuerdo de Vicente Fox y de Marta Sahagún. Dicho acuerdo, se sustentó con el aval financiero del Superior de los Legionarios de Cristo, Marcial Macial. El mecanismo de transferencia financiera y de lavado de dinero de México hacia la metrópoli como en los tiempos del viejo Imperio español, empezó a fluir para inflar el acceso de España a la Comunidad Europea, CE, como potencia en ascenso. Con Mouriño como cabeza de playa del proyecto español en México, se aceleró la entrega energética de Pemex a Repsol. Y la apertura a los bancos españoles, las empresas constructoras, así como a las empresas proveedoras de la CFE, causa del incremento tarifario del 350% que pagamos. Calderón, por su parte, entregó todo a los Estados Unidos por medio del Plan Mérida, bautizado así y no Plan México para no identificarlo con el Plan Colombia de intervención norteamericana. La guerra contra el narcotráfico como eje único y prioritario del gobierno de Calderón, narcotizó no solo a los cuerpos de seguridad, también a la política, los cuadros gubernamentales del panismo se narcotizaron, siguen narcotizados hasta el tuétano. Esto explica que el cuerpo de asesores de asesores de Ernesto Cordero, sea una policía política integrada por 41 elementos que se paga con recursos del Senado, según la nota de Excélsior “Cordero pagaba 2.$ millones mensuales a asesores”, 22/05/2013, con el subtítulo “Juan Ignacio Zavala Gómez del Campo, cuñado del ex presidente Felipe Calderón, es parte de la nómina”. La nota firmada por la reportera, Leticia Robles de la Rosa, es toda una fuente de información que no tiene desperdicio, como veremos. Por supuesto que esta policía política con la que opera el senador, Ernesto Cordero, es el staff de Felipe Calderón y de los planes de Margarita Zavala para apoderarse del PAN y hacer a un lado a Gustavo Madero Muñoz, con el propósito de reventar el Pacto por México. Los panistas son generosos con sus pagos, no andan con miserias, pagan doble y triples plazas. Por ello, vemos como en la nómina pagada por el Senado destacan Benjamín Hill Mayoral, ex funcionario de la Secretaría de Hacienda y esposo de la ex vocera Alejandra Sota, así como Juan Ignacio Zavala Gómez del Campo, cuñado del ex Presidente de la República. Alejandra Sota, es recipiendaria de la información que la policía política procesa en el Senado. Gracias a esta información que nutre a la empresa de la ex vocera presidencial, la “pinche” Sota, Josefina, dixit, ha obtenido jugosos contratos con el gobernador del estado de México, Eruviel Ávila y el Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, así como en otros ámbitos del gobierno federal, después de quebrar los contratos que tenía Liébano Sáenz. El papel de Ignacio Zavala no es de cuñado, cuida los intereses de Margarita, el proyecto de asaltar al PAN, en lugar de Josefina Vázquez Mota. En la estructura, aparecen los familiares de los operadores de los casinos panistas que siguen aportando fondos para financiar los proyectos de operación especial, como es el caso de Jaime Arturo Larrazábal Escárraga, sobrino del ex alcalde de Monterrey y actual diputado Fernando Larrazábal. Mantener lealtades y canales abiertos, se representa con toda claridad con el caso de Jesús Javier Castillo Sánchez, hijo del jefe del Estado Mayor en el sexenio de Felipe Calderón. En el terreno del poder político, se requiere consolidar la estructura para electoral que sigue operando desde la SG, en donde juegan un papel preponderante los panistas, Hebertz Pérez, que trabajaba en la Secretaría de Gobernación como subdirector de Procesos Electorales; Héctor Gerardo Esparza Martell, director adjunto de Seguimiento a las Jornadas Federales, también en la Secretaría de Gobernación. El aparato de comunicación de alto nivel de Calderón sigue haciendo ruido, se mantiene vigente, opera desde el Senado. Alejandro Caso Niebla y Antonio Cervantes Clausell, funcionarios en el área de Comunicación Social de Presidencia de la República, y que contralan la comunicación del grupo parlamentario. Caso es el director de Comunicación Social, pero en la nómina aparece con el puesto de Asesor en Materia Legislativa, o sea, dobletea. El escándalo pre electoral de Veracruz destapó la lucha temprana por la sucesión presidencial. Miguel Ángel Yunes, además de buscar posesionarse nuevamente como candidato al gobierno del estado, trató de reventar el mecanismo sucesorio del Pacto por México. Lo único que logró fue poner al descubierto la estructura de la policía política del senador, Ernesto Cordero, y sobre todo exhibir el rol del PAN negro en la sucesión presidencial. La embestida panista-perredista contra la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles y el programa presidencial “cruzada contra el hambre”, fue superada mediante el diálogo y el acuerdo del Pacto. Los que no entendieron, como Cordero, se quedaron fuera. Abatidas las discordancias, el tiempo ha permitido afinar y ganar en armonía, uno de los fines más nobles del desarrollo social.

Deja un comentario