Chucho no Baila mal las Rancheras

0
25 visto
Jesús Reyna García

Lo he escrito a través del tiempo, chucho es muy político, testarudo y salvador de sus causas, pero buen político, si, como todos que tienen sus colas que les pisen, pero en realidad buen político, malo lo que le hicieron el tintín de Alfredo Castillo, que nunca supo lo que en realidad estaba pasando en el Estado y como se dejaba llevar por los intereses pues ahí están los resultados.
Jesús Reyna, ahora que se ve muy desgastado, no deja de jugar bien sus cartas, la forma como actúa es digna de diplomacia y de estadista, sin embargo, ya no cuenta con poder a nivel nacional que lo ayude y le de presencia, pero en el Estado sigue siendo el todo poderoso. Su grupo sigue siendo uno de los más grandes, aunque muchos han huido, este sigue teniendo el poder que nunca pudo sujetar los Orihuela o don F.
Por lo pronto, sigue en la jugada y al parecer entre líneas hay jugada para el, su posicionamiento dentro del partido PRI, sigue siendo muy fuerte, yo no creo que tome alguna dirección diferente, pero seguirá en el poder tras bambalinas. Lo malo, es que Chucho, sabe jugar y sabe bailar bien las rancheras, ya que a el no le importa jugar con otro a la hora del juego, siempre lo ha hecho, y así era Fausto, si veían que las cosas no iban a su favor sabían negociar.
Pues en esta situación está Chucho, el seguirá en el PRI, pero no dude usted que ya tenga arreglos con Cristóbal o Morón, ni tampoco tenga duda que ya se sentó con Silvano para ver el camino que quieren recorrer en las próximas elecciones.
Con el cambio de dirigencia del PRI estatal, le queda un puesto estratégico que siempre ha sabido manejar y muy probablemente tendrá otros puestos, ya que el resto de los grupos están desintegrados o huidos a otros partidos que lo único que les interesaba era el huesito. Chucho sabrá arreglar las cosas para que tenga un número respetable de presidentes municipales y otro tanto para diputados, el sabe que su grupo no ganaría la gobernatura, pero sabe que puede sumar para seguir en el poder, ese es Chucho, no como los Orihuela que lo quieren todo para ellos siempre.
En fin, lo he escrito y los seguiré escribiendo, Chucho no baila mal las rancheras

Deja un comentario