CoMadreando

0
1 visto

CoMadreando

Comadre, para qué me querías con tanta urgencia, qué, te pegó quien, tu
Kique o mi compadre.
No, nadie comadre, pero cuando me dan mis cachetadas guajoloteras,
como que me gustan porque al conciliarnos, ¡ay! comadre, no más sintieras
qué clase de perdón te dan, que me dejan toda agradecida, porque me sacan
todo el rencor…
¡Uhhh! Comadre, tu compadre no es de esos, yo soy la que lo tengo que
calentarlo, él nada más se acuesta y yo soy la que tengo que ponerme activa
y activa, hasta que me informa: ¡ya estoy!
Bueno, siquiera es algo comadre, no que ya hablando de lo real, mira, de
los mil pesos semanales que me da tu compadre, de ahí quiere que pague
la luz, el teléfono, las tortillas y el huevo que por cierto ya volvió a subir, no
tanto, para ay va, a 19 pesos el kilo y fíjate a veces quiere que le compre
sus cigarros, pero ya están re caros, que no más le compro uno o dos de tres
pesos cada uno, ya parezco como la Bartola le digo y nomás le da risa y hasta
se carcajea.
Pus mira comadre, yo por eso, sí le doy a Kique, pero a veces lo bolseo y
me desquito, más cuando llega con sus copas que ni cuenta se da con cuanto
llega a la cama y como le quito los pantalones, los tiro lejos para que en un
descuido y respiro de “aigre” yo meta mano.
Si asi se poudiera con tu compadre, te juro que lo haría, pero, no, es lo
contrario, es bien ordenado, guarda su cartera, de debajo de su almohada.
Y con la novedad que ya la gente está comprando en changarritos fruta
y verdura de segunda, que nomás se le rebana lo podridito y es lo mismo
desinfectándola y a las tortillas con sal y café de la olla.
Creo comadre que lo que nos dijeron en la junta por los que andan robando,
es que no salgamos de la casa y que no gastemos en nada que no necesitemos,
hasta en enero que es cuando ya va a ver circulante.
Qué es circulante comadre, porque ya sabes que soy re burra.
Pa’ los burros o nomás de saber.
De saber comadre, que no se qué es eso.
¡ahhh! Pues es el dinero cuando la gente tiene con qué comparar.

Deja un comentario