Como Quiera que sea, Pero se Tienen que Arreglar las Cosas

0
0 visto

0
MSV.- Por los recursos que al estado le quedan para que Michoacán se pong en paz, no le queda mas que la repartición de lana o sujetar a toda la delincuencia ya desarrollada; por eso la venida de Osorio Chong, es muy importante para nosotros, supuesto que los problemas serios de la entidad, corresponden a la Federación, no al gobierno estatal.
La visita es exprofesa. O se termina de militarizar la entidad o se ajusta el problema tanto de los normalistas, como los de la CNTE, a lo que se pueda, porque ni modo que se vayan a llenar las cárceles de inconformes que ya encontraron el modo de hacer del gobierno lo que quieran. En el caso de los normalistas, se tiene la intención de que por menos la mitad de las plazas que quieren seguir con pase automático al trabajo, se podría aceptar, pero previo examen, para corregir que solamente los que estudian tienen esa preferencia, no que la mayoría, es dominio de los vagos y mitoteros que muy bien aprendieron de sus antepasados.
Por lo que respecta a los de la CNTE, en Michoacán no son tanto de palo y piedra; ya Morón como senador de la república, le amaina a su eterna postura de llegar hasta enfrentamiento físicos en directo.
En el problema de la Isla de la Palma en el Puerto de Lázaro Cárdenas, los de la CNTE que participaron porque les regalaron algunos espacios, están dispuestos a dejarlos, en función de que esa corrupción puede que la atraiga el gobierno Federal y sea quien de inmediato de posesión a lo que ya por adelantado había pagado la empresa norteamericana del ferrocarril.
Y en lo que respecta a los otros desarrollos antisociales, del narco, crimen organizado, secuestros y los cobra pisos, tienen que entrar al orden de líderes naturales que con prudencia los dejará trabajar, pero sin ocasionar daños a terceros y como van a tener el reconocimiento de tener facultades de mantener en paz y en el trabajo a los pobladores, se puede pensar en que sin intervenir ninguna autoridad, muchos que no hayan la forma de hacerse ricos mas que de esa manera, irán a terminar en el fondo de las aguas azules, sin que nadie sepa dar razón de ellos.
Estas únicas formas de volver a la paz, son fantasías de nuestros lectores, que nos piden no publicar sus nombres, pero de que por lo que se ha pasado, no queda otra y que a pesar de estar acostumbrados a que a diario hay sangre, disturbios o desmanes, se tiene que llegar a que los vértices de donde salen los apoyos económicos para el sostenimiento de esta clase de acciones contra la paz pública, que ni modo de echar la moneda al aire, esa oportunidad, ya se agotó.

Deja un comentario