Confirmado lo Imposible ¿Democratizar Bancadas?

0
0 visto

Confirmado lo Imposible

MSV.- La advertencia de democratizar bancadas era lo imposible de estos tiempos, tanto asi, como si el fin último de ella era no tener gobiernos, sino ciudadanos cumplidores.

Que sea Gamboa el líder de los priístas senadores y Manlio Fabio el de los diputados tricolores, era de esperarse, en función de la experiencia que tienen y de que al dejar la gubernatura de Yucatán Emilio, fue el anuncio de lo que hoy le entregan. El segundo sabedor de la muerte de Colosio, que ya fue gobernador de Sonora y como Salinas requiere de adjuntos interventores, despegarse protecciones, no, hasta que termine el arreglo que tiene que darse del narco y crimen organizado con el gobierno, porque nunca dejaremos de ser paso de estupefacientes y consumidores controlados.

Es cierto que cada país tiene su modo de gobernarse y de conseguir acuerdos que le favorezcan, pero nadie quien convenga en tapar pasos de drogas, cumple. Ya ven, ayer ya se publicó que en uno de los aeropuertos de Toluca, se tienen tarifas de aterrizaje, para cada transporte aereo, de acuerdo a la cantidad y calidad de droga que lleve.

Desde luego que hay miles de pistas de aterrizaje, pero quién va al riesgo si por una cantidad aunque alta para su comercio, pero con tránsito de alta seguridad, que cuando entreguen lo que llevan, es nada para el precio que reciben cuando la entregan.

Democratizar las bancadas es mucho riesgo, más ahora que son las que en realidad gobiernan, porque el Presidente puede enviar miles de iniciativas, pero el Poder Legislativo es quien acepta o rechaza y gobiernos que recientemente han pasado, se han visto en vergonzosas decisiones, que aunque imploren o compren, no les prosperan, de ahí algo curioso que ha muerto en las más altas tribunas del país, que el diputado o senador que más se adueñaba de ellas, era para su mayor y distingo. Ahora es muy diferente mire y oiga usted; podrá haber tribunos y oradores de calidad que quieran lucir sus arengas, pero ahí el que manda es el jefe de la bancada que ya tiene su jilguero por quien siempre envía las señales.

Aquellas inquietudes por demostrar cualidades de orador y pensador particular, se acabaron. Hoy los diputados y los senadores que pretenden demostrar sus capacidades, tienen que ponerse en las filas de donde los jefes escogen, bien para golpear, para conciliar y para cosas especiales.

Asi las cosas, lo de democratizar jefes de bancadas, fueron tanteos del tiempo en que el camino de lo mismo, es con los mismos.

Lo anterior cambiará cuando los niveles de conducir destinos de patria, registren la misma calidad de inteligencia de lo que es conveniente para el país, no para los grupos ahora ya sin ideas, sino solamente por el interés de portar el poder.

Deja un comentario