Deprimido Tomó Pastillas y una Botella de Alcohol

0
1 visto

Agobiado por el abandono de su esposa y víctima de una depresión, un individuo decidió terminar con su vida al ingerir una fuerte dosis de pastillas acompañado de una botella de alcohol; sus familiares lo llevaron a un hospital cuando aún tenía signos vitales, pero ya era demasiado tarde, según dijo la Policía local a este medio de comunicación.
La víctima respondía en vida al nombre de Job Hernández García, de 32 años de edad, originario y vecino de la Tenencia de Pedernales, en este municipio de Tacámbaro.
De acuerdo con una hermana del fallecido, el pasado fin de semana ella y sus demás familiares encontraron a Job Hernández tirado en el suelo y con espuma en la boca, en una recámara de la casa de su madre, donde él vivía; agregó que al lado de su consanguíneo estaban varias cajas de medicamentos y una botella de vino.
La entrevistada platicó que de inmediato auxiliaron a su pariente, lo subieron a un taxi y lo llevaron al Hospital General, de esta ciudad, donde estuvo en observación médica, pero desafortunadamente la madrugada de hoy martes finalmente dejó de existir.
La declarante añadió que hace cinco años Job fue abandonado por su esposa, tiempo desde el cual se fue a vivir con su mamá y dijo que constantemente se le veía deprimido, pues desde hace dos años se convirtió en alcohólico, al grado de ser anexado en un centro de rehabilitación.

Deja un comentario