El Presidente y sus Mentiras

0
14 visto

Algo que me impresionó altamente fue su frase con la que termina sus anuncios promocionales de su siguiente informe de gobierno, el cual ya no se en que número va, y que es frase de Enrique Peña donde dice: «Hechos, No palabras».
Sin embargo, si se analiza, su dicho es totalmente al revés, «Palabras, No hechos», porque lo único que ha sabido demostrar es que solamente sabe hablar, prometer y mentir, pero nunca cumple. Y no cumple en nada, todo le sigue saliendo mal, o este señor vino a desgraciar al país o simplemente es tan inepto que todo le sale mal.
No lleva ninguna obra importante terminada en los 1,000 días que lleva gobernando, no lleva ningún programa con éxito, no ha podido ayudar a los pobres, ni a los niños y mucho menos a las empresas con su su fallida economía.
Lo que si ha logrado, es una cercanía con los cárteles, que ahora no son perseguidos y que sigan creciendo como espuma, sigue endeudando de lleno a PEMEX, sigue endeudando al país, que aunque diga que no se sigue emitiendo bonos para pagarse en años futuros, siguen sin recibir medicinas los niños y la gente con cáncer, que aunque digan que se compraron, nadie las tiene y no se han aplicado, las vacunas que nadie sabe donde están y que no se han aplicado, sigue sin domar la pandemia, ahora ya volvimos a los picos pasados y casi a punto de romper récords en infectados y muerte por día, sigue sin crear empleos, pero si crea mucho desempleo con la aplicación del «outsourcing» que despidió a miles y ahora tendrán que buscar una nueva forma de vida en medio de esta crisis de salud, sigue creando pobres, que aunque presume que sus programas sociales si se entregan, nadie los ve y los que lo reciben, lo reciben retrasados, bueno es un verdadero desastre.
Piden dinero para ayudar cuando es su responsabilidad, ya que ahora que desaparecieron el FONDEN, buscan la manera de conseguir recursos, sigue fortaleciendo a las fuerzas armadas con dinero y obras, pero dejan que el pueblo los humillen con su programa de abrazos no balazos. Sus obras ni cerca está de ser terminas y al paso que vamos ni creo que las terminen de construir al final del sexenio.
Lo peor de todo es que no deja de decir mentiras y cuando no haya como tapar el pozo sale con frase de que el tiene otros datos, sin siquiera mostrar los datos que tanto presume.
¿A dónde vamos?, vamos a donde el pueblo ciego cree que quieren ir, porque recibe migajas y esto esta jalando a millones que buscan oxígeno para sobrevivir. Como podemos como ciudadanos permitir que mienta sin exigirle, parece de tontos aceptar esta situación, pero así es la mayoría de los mexicanos, envidiosos, ineptos, flojos y vividores, como la mayoría de los de transformación.

Deja un comentario