Enemigos materiales, amigos espirituales

0
1 visto

Enemigos materiales, amigos espirituales

MSV.- La enemiga número uno en Argentina, antes de, la muestran al mundo como amiga número uno, después de.

Se trata de Cristina Fernández viuda de Kirchner, que como Presidente de la República de Argentina luego de la muerte de su marido que también presidió el destino de la tierra gaucha, porque cuando su gobierno aprueba la unión entre iguales, como arzobispo Jorge Mario Bergolio, expone al través de su grey, su inconformidad en que el masculino se case con un hombre y la mujer con una hembra y el enfrentamiento es a morir, porque la lucha rápida, esa sí expedita en toda Argentina, ocasionó un silencio inentendible oficial

Y ahora, antes de que tome posesión como el nuevo Papa el ex arzobispo de Buenos Aires, Argentina, recibe por primera vez en privado a la que fue su enemiga por esa reforma constitucional, sino que le ofrece reunirse para compartir el pan, el vino y la sal en Santa Martha, lugar donde se alojaron los que lo eligieron Papa Francisco I.

Mujer al fin, se dice, pero aunque hubiera sido hombre la actual Presidenta de Argentina, ¡a quién no le va a dar gusto y orgullo! de tener por primera vez en la historia de la Iglesia Católica al primer papa de América Latina, aunque sea hijo de italianos y de apellidos alemanes, que por ser de la Orden Jesuita se niegue a ponerse la capa roja en lugar de negro, tal como lo hace esa Congregación dedicada en el mundo a producir líderes que amplíen el Evangelio en entreveramientos de las enseñanzas responsabilidades de los Estados.

Lo anterior está como la lumbre que a su regreso Fausto Vallejo Figuera está echando a su responsabilidad, poniendo en alerta que la entidad precisa de que su equipo le ponga esfuerzo doble, como él, ya repuesto empezó a ponérselo, revisando las acciones de su gobierno que durante el tiempo que se ausentó para reponer su salud, realizaron o comprometieron.

Así el ánimo a la realidad del Juan Pirulero, que cada quien atienda su juego. En Argentina, ni modo que Jorge Mario Bergolio, no hubiera respondido a su clericalismo, pero obrando con inteligencia ya al frente de la mundial responsabilidad de ser el primero y más grande responsable de Dios en la tierra, no entienda que habiendo ya muchos países e infinidad de sus partes estén aprobando la decisión de lo que ordena la nueva presión ambiental, de que hasta los niños de ocho años se estén casando con sexagenarias, porque las temperaturas y educaciones exteriores de conductas polucionales que han sido o fueron contagiadas como en tiempo de las famosas orgías de Borja o Borgia que es lo mismo y donde hasta un Papa fue cliente permanente, que no deje de ser filosófico el tema, si hasta la explicación de Sodoma y Gomorra cuando se necesitaba más humanidad en la tierra hubo castigo y no cuando el hijo de Abraham fue penetrado por su hijo.

Deja un comentario