El Futuro de Michoacán Está en el Puerto

0
167 visto
Puerto-de-Lázaro-Cárdenas

Desde que el ExPresidente Echeverría decidió iniciar con la posibilidad de invertir en el puerto, empezó el sueño de los michoacanos, esto fue un 3 de agosto de 1971. El exPresidente se dió cuenta de la cantidad de hierro en la zona y el potencial de la inversión para mundo, lastima que lo hizo en forma de paraestatal y no en coinversión con la iniciativa privada.
Además haciendo a una lado la cantidad desorbitante de hierro en la región se dieron cuenta que es uno de los puertos naturales de mayor calado en el mundo y que casi no se tenía que invertir para destacar como puerto de carga y descarga. Antes de eso Lázaro Cárdenas era un pueblo sin calles, a lo que con el tiempo se empezó a convertir el la ciudad con mayor industria en el Estado y desde hace años la única.
El puerto topa con la placa de Cocos que delinea la costa suroeste del país, por lo que la profundidad es amplia, la llegada del río balsas hace que el puerto tenga posibilidad de recibir grandes barcos sin límite de tamaño.
El Puerto Lázaro Cárdenas es el punto final del oleoducto Salamanca-Lazaro Cardenas de diámetro 36 pulgadas y es el punto final de la línea férrea de Kansa City Southern, que por su nombre va del puerto hasta el Estado de Kansas en medio del territorio estadounidense, lo que hace que todos los bienes de Asia lleguen a este puerto se dirijan vía tren hasta la costa este de ese país, más rápido que si llegarán a Los Angeles y de ahí hasta Kansas.
Por eso desde hace más de dos décadas los funcionarios federales se les prendió el foco y decidieron apostarle a ese lugar. Con las licitaciones del patio de maniobras, la privatización de la línea del tren, la creación de la autopista siglo XXI, empezaron a ver el futuro. Ahora con la designación de la zona económica especial, una de tres en el país, se espera que lluevan las inversiones, ya sean privadas, públicas o extranjeras.
El grave problema, como siempre, es la gente, los habitantes del puerto, que los educaron a pedir y no trabajar. Como siempre a pedirle al Gobierno, ya sea Estatal, Municipal o Federal y trabajar lo mínimo posible. La creación de sindicatos y la exigencia de sueldos o prestaciones que no pueden subir tanto, la dependencia de presupuestos y la gran corrupción, han hecho de este puerto un desastre.
Pero el futuro está a unos cuantos años, en donde ese puerto pueda compararse con puertos de la magnitud de Shanghai en China, Singapur o Rotterdam. en este momento solamente tenemos un 10% del movimiento de esos puertos, pero tenemos el futuro en nuestras manos, así que no lo dejemos ir, con simplezas como son los bloqueos, paros o tomas, que son generados por los sindicatos o los maestros y veremos que todo el Estado ganará con esta sabia decisión.

Deja un comentario