Gobiernos de LCB y LGR, Responsables del Desastre Financiero de Michoacán, Confirman Especialistas

0
104 visto

* De acuerdo a la “Investigación sobre el desarrollo de los problemas financieros de Michoacán”, Fausto Vallejo heredó compromisos financieros iniciales por más de 41 mil 700 millones de pesos.
* Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy aumentaron la deuda pública estatal; el segundo contrató préstamos con sobretasa de 4 %, pagaderos a menos de 5 años.
* Entre otras anomalías, en la administración godoyista no se aplicaron 3 mil
897 millones de pesos de programas federales a los fines destinados.
O sea que nos lo fusilamosDurante los 10 años de los gobiernos perredistas de Lázaro Cárdenas Batel y Leonel Godoy Rangel -febrero 2002 a febrero 2012-, ocurrió el desastre financiero más aberrante en la historia de la entidad, y que hoy padece Michoacán, pues incurrieron en un desorden administrativo y gastos presupuestales dirigidos a actividades con fines distintos al bienestar de sus habitantes. Incluso esa situación puso en riesgo la elección federal de julio de 2012.
Da cuenta lo anterior la “Investigación sobre el desarrollo de los problemas financieros de Michoacán”, elaborada por especialistas de la Facultad de Contaduría de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH) y auditores independientes, en poder de MiMorelia.com.
El documento refiere que en febrero de 2012 la gestión de Fausto Vallejo Figueroa heredó de sus antecesores un déficit de 32 mil 412 millones de pesos, entre deuda pública y pasivos de corto plazo, una parte del cual provenía de subsidios fuera de norma y la atención de minutas, principalmente con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE). 
Por si fuera poco, la Ley de Ingresos de ese 2012 fue sobrestimada en mil 577 millones de pesos, y en el Presupuesto de Egresos para el mismo año -ambos aprobados en la legislatura local anterior y durante el gobierno de Leonel Godoy-, no se previeron compromisos millonarios en educación y del servicio de deuda, entre otros, por el orden de 7 mil 808 millones de pesos, lo que arrojaba un desequilibrio presupuestario en dicha anualidad de 9 mil 385 millones de pesos.
Además, el gasto gubernamental por servicios personales, sin incluir los del sector educativo, prácticamente se duplicaron entre 2007 y 2011 -últimos meses de Cárdenas Batel y casi todo el periodo de Leonel Godoy- al pasar de 3 mil 812 millones de pesos a 6 mil 826 millones de pesos.
Se sumaron un creciente e insostenible encarecimiento del servicio de la deuda michoacana, pues las sobretasas de los créditos subieron en más de tres puntos porcentuales, mientras los plazos de contratación de los últimos empréstitos fueron menores a cinco años.
Por ejemplo, cita el estudio, que en 2011, ya en la recta final del gobierno de Godoy Rangel, con Interacciones el crédito contratado presentó una sobretasa de cuatro por ciento, pagadero en un lapso de cinco años. Con Afirme hubo dos préstamos, ambos igual con sobretasa de cuatro puntos porcentuales, uno con plazo de tres años, el otro a sólo dos.
Así, Vallejo Figueroa inició su mandato bajo presión, pues los compromisos financieros iniciales cuantificaban 41 mil 797 millones de pesos, ante lo cual implementó un plan de reestructuración de la deuda y de los pasivos a corto plazo, así como medidas de austeridad y disciplina presupuestaria, insuficientes para aminorar la falta de liquidez del estado y afrontar los compromisos con los michoacanos, señala el reporte.
También establece que la administración de Fausto Vallejo visualizó en las acciones violentas de ese 2012, por parte de normalistas y moradores de casas del Estudiante de la Universidad Michoacana, al igual que las constantes “tomas” de calles de sindicatos ligados al Partido de la Revolución Democrática (PRD) en demanda de pagos comprometidos por la gestión de su antecesor, “distractores” de la opinión pública para evadir el tema de la deuda en la entidad.

Deja un comentario