Guerra Diplomática con Estados Unidos

0
16 visto
Presidente-Enrique-Peña-Nieto

Al parecer ya inició la guerra con nuestro país vecino, Estados Unidos, muy probablemente se va a escalar y eso porque Donald Trump parece no respetar a nadie. El día de ayer el canciller mexicano, Luis Videgaray, confirmó que nuestro país reconoce que si ese país quiere levantar un muro en el borde la frontera está totalmente en su derecho, pues es su territorio, leyes y decisiones, pero hacer que su país vecino pague por esto es inaceptable.
Imagínese usted que nuestro país, cuya economía está a la baja, casi en recesión, desembolse un promedio de $15,000 millones de dólares, lo cual significa al tipo de cambio de $21.50 por dólar, un total de $322,000 millones de pesos, sería como entregarle el presupuesto anual de 6 de nuestros estados promedio para la construcción solamente y faltaría el mantenimiento.
Y para acabarla el nuevo Presidente exigió respeto a nuestro país, porque cancelamos la cita que tenía nuestro Presidente con él, el próximo martes 31 de enero, cuando bajo las leyes de la diplomacia totalmente piden Educación, respeto y prudencia entre otras cosas. La molestia de por que Enrique Peña decidió cancelar su visita del próximo martes, es porque en un mensaje en redes sociales Trump dijo: “Si no vamos a tratar el pago de la construcción del muro que divide nuestros países, mejor que no venga”, y nuestro Presidente tomó la sabía decisión que de bajo presión y amenazas nada.
Entonces, ¿y ahora?, pues parece que el berrinche de Trump seguirá creciendo, el buscará la manera que nuestro país pague el muro mediante impuestos a diferentes servicios que los connacionales y nacionales usan, este tipo de impuestos, pudiera ser, un cobro extra a todas las importaciones, un pago de comisión a toda remesa, una cuota de entrada al país, visas mucho más caras, exportaciones caras, etc..

“México no cree en muros”, fue el mensaje que Enrique Peña dijo a los medios el día de ayer. Así que esperemos que sigue y como responden, el siguiente paso probablemente de Estados Unidos es limitar o acabar con el TLCA o NAFTA, y empezar a afectar a los negocios mexicanos que dependen de las exportaciones. Vienen tiempos muy difíciles, sin tener certeza de cual será el siguiente paso de ese país.
Lo que si es seguro es que mientras Enrique Peña se faje los pantalones, los mexicanos lo apoyarán indiscutiblemente y su popularidad crecerá, acto que hará que el PRI crezca de nuevo en las preferencias de la población. Táctica difícil pero segura de un Presidente y de un partido, como ejemplo escuche usted a AMLO o Cuauhtémoc Cárdenas que apoyo a Peña Nieto con su decisión de no asistir a dicha cita.

Deja un comentario