Jodidos, más de la Mitad de los Michoacanos

0
51 visto

Víctor Manuel Silva Tejeda, que casi estuvo a punto de ser el candidato del PRI a gobernador en lugar de Ascensión Orihuela a quien cuando estuvo en la UMSH un año, todos los que vivían en la casa del famoso contador público Silva, le decían el cuervo y que lo calificaban de buen tipo..
Bueno y qué pues comadre…
Que dijo o dio a entender que el 16 por ciento de los michoacanos, pide caridad y el resto para llegar al 54 por ciento, viven en la absoluta pobreza.
Será cierto comadre, o nomás porque le esté advirtiendo a quien le ganó la preselección en el Partido Revolucionario Institucional, en los líos que se va a meter, porque no es dolor, ya que Silva Tejeda, sale ganando, porque es amigo del Presidente, en función a que gracias a él el candidato Peña Nieto casi emparejaba el monto de votos que sacó el Peje y desde la Sedesol, Secretaría de Desarrollo Social, discretamente, sin malversar fondos, está favoreciendo a los pobres, no a los que tienen.
Y él no se beneficia comadre…
¡No comadre! porque él ya casi le llega a las 40 gasolineras que con mucho esfuerzo y recibiendo apoyos por sus servicios en el servicio público, las tiene.
¿Tanto tiene comadre?
Pues es que ha sabido hacer negocios y le ha meneado a tener su patrimonio, para que por los puestos por donde está todavía, no vayan a decir que le está poniendo “las uñas”.
Bueno, pues si se trata de reconocimientos, te digo comadre a los programas de SEDESOL, ha agregado otras 54 mil personas que han comprobado ya ser del grupo de los jodidos en Michoacán.
Y entonces comadre, aquí los desayunadores y comedores ¿no han desvanecido el hambre?
Bueno comadre, aquí no hay comidas de “gorra”, ni tan siquiera un partido ha creado pese a que por los votos siempre dan algo.
Mira comadre, yo he sabido que eso lo hace la Iglesia, pero discretamente. Vieras nomás cómo hay asilos, casas de cuna y de niños abandonados o internados por madres que tienen tanta familia, que logran que les reciban en algún internado de beneficencia a uno o dos de sus hijos.
Qué mañas comadre, qué mañas…

Deja un comentario