La Educación Vale dos Dólares

0
99 visto
Educación-Política-Comentarios-Discución

Es increíble pensar que es verdad, hoy en día los valores de la educación y moral en nuestro Estado están del traste. Ya no somos cordiales, ni educados, pero los funcionarios menos, mientras están el poder te ven como si fueras un ser inferior, pero conforme se acerca el tiempo electoral se van ablandado y van entendiendo que te necesitan, que tu voto vale y eso los hace llegar a sus puestos.
Así como dice el encabezado, la educación vale dos dólares, porque así somos los michoacanos, no somos atentos, no somos educados, no somos cordiales, no pensamos en nuestro prójimo a pero pregúntele a aquel que ha tenido la oportunidad de estar en los “united states” y se vuelve educado, saluda, deja pasar, no tira la basura en la calle, ni escupe en la misma, por eso vale dos dólares porque cruzando cambiamos.
Así es la vida cíclica del político, mientras tienen poder son ojeis, te exprimen, te sacan raja y ahora que dentro de 15 meses empezará a haber ternas para las siguientes elecciones se vuelven diferentes, ahora si va a haber presupuesto para ayudar, ahora si se acuerdan de las personas que los ayudaron a llegar, en otras palabras ya vuelven a ser amigos y files militantes de sus partidos. Cuantos Presidentes Municipales y Diputados hemos visto que mientras sudan poder son despresiables, todo para ellos, mordidas, corrupción y presupuesto y después, cuando terminan, te andan llamando para pedirte ayuda.
Esto no debería de ser así, la educación y moralidad deberían darse todo el tiempo, todos somos humanos y todos necesitamos de todos. La primicia de la educación política es la Lealtad, cosa que tampoco se cumple en este Estado o solamente observe como sino le cumple el partido para llegar a un puesto de elección o plurinominal el político piensa hasta en cambiar de bando.
Uno de los requistos no escritos que deberían de tener los funcionarios, es que si no son educados no debería de tener un puesto público, un puesto que trate con la gente.

Deja un comentario