La impartición de justicia acertada requiere una buena investigación

0
18 visto

La impartición de justicia acertada requiere una buena investigación

Morelia Michoacán a 11 de octubre de 2012.- “Para tener una evidencia confiable y que los jueces puedan impartir una justicia adecuada, es fundamental que la etapa de investigación dentro del proceso judicial, se realice de manera científica y racional, que responda a las necesidades del Nuevo sistema de seguridad pública y justicia penal”. Así lo explicó Gilberto Alejandro Bribiesca Vázquez, magistrado de la Novena Sala Penal del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, al participar con la conferencia “La etapa de investigación” en el “Ciclo de conferencias sobre el Nuevo sistema de justicia penal”.

El evento se realiza en el marco del convenio de colaboración interinstitucional realizado entre la Universidad Vasco de Quiroga campus Santa María y el Consejo para el nuevo sistema de justicia penal de Michoacán, como un compromiso para la preparación y capacitación ante la entrada en vigor del sistema acusatorio adversarial oral.

Bribiesca Vázquez resaltó la importancia de que los encargados de llevar a cabo la investigación (policías, fiscales y peritos), lo hagan de la mejor manera posible, ya que: “en esta etapa, es donde se recaban las evidencias que permiten tomar decisiones correctas en los asuntos judiciales que procesará el nuevo sistema”.

“Si reflexionamos sobre a quiénes se juzga, cómo se juzga y con qué calidad se juzga, la investigación nos señala claramente, en el marco de esta nueva forma de administrar justicia, qué delitos son graves y requieren mayor atención, así podremos evitar lo que sucede en la actualidad, donde muchos de los reclusos están en la cárcel por delitos menores”, enfatizó.

El magistrado refirió que de acuerdo con datos del CIDE (Centro de Investigación y Docencia Económicas), de los asuntos que se juzgan en el sistema tradicional, solo el 12% es considerado delito grave, el resto, lo componen multas cuyo monto económico no rebasa los tres mil pesos.

Esto nos plantea, añadió, la necesidad de trasladarnos a la Reforma penal pensando en que la investigación se vuelve nodal para las etapas posteriores, tanto la de preparación de juicio oral, como la de juicio oral, o la misma ejecución de la sanción. Para el magistrado, dichas fases tendrán su piedra angular en la evidencia confiable, producto de un buen trabajo de investigación, y así, se impartirá justicia con mayor certeza.

Consideró que la capacitación de los operadores del nuevo sistema y le hecho de que estén convencidos de la efectividad del mismo, influirá en la calidad de la investigación que se realice; de igual forma señaló que: “también las políticas de acción y la inversión a la investigación es un punto toral para el éxito de la misma. Los policías, peritos y fiscales deben contar con los recursos materiales para realizar su trabajo de la mejor forma”.

Asimismo, comentó la importancia de la cadena de custodia, donde se debe proteger la evidencia o proteger el indicio, tarea que tendrá la policía especializada del nuevo sistema, y reiteró que: “si no tenemos evidencia confiable, los jueces no vamos a poder impartir una justicia adecuada y la evidencia confiable solo se tiene con una investigación de calidad y eficiente”.

Deja un comentario