La Universidad Requiere Dinero, Pero, ¿de Donde?

0
51 visto
UMSNH100

Por favor ya dejen de ordeñar a las mismas vacas, dejen que crezcan las jóvenes y al viejas déjenlas descansar. Cada mes que pasa, más dinero requiere la universidad, ahora resulta que necesita urgentemente 3,630 millones de pesos, simplemente para saldar salarios, las pensiones por jubilaciones y los gastos operativos durante 2018, así lo confirmó el rector, esto es un cuento de nunca acabar.
Pasan los meses y pasan los días, y no se ve posible solución, más la de pedir y pedir. Decía un empresario muy rico candidato hace algunos años, “Me encanta que me pidan prestado, porque solamente me piden una vez, ya que nunca pueden cumplir el pago”, así está universidad. Solamente pide y pide y déjeme aclararle que no solamente es culpa de los sindicatos que son unos abusadores, explotadores y sinvergüenzas, sino también de las autoridades universitarias que no paran de gastar y robar.
Como es posible que no exista un plan de austeridad y de gasto controlado, como es posible que la plantilla oficial siga creciendo, ya párenle. El rector por muy institucional que parezca, por recto que diga ser, también tiene la culpa. Esto es bien sencillo si se gasta más de lo que obtiene, no se podrá hacer nada.
La Universidad está en peligro de la banca rota y esta vez no habrá gobernador, ni subsecretario de educación, ni secretaria de educación, ni hacienda que la rescate, esto debe de ser labor de un sólo equipo, el del rector.
Señor rector, ahorre y póngase a trabajar, no salga a lloriquear cada día que lo entrevistan, a pedir ayuda, o a hacerse la víctima, usted quiso el puesto, lo tomó con supuesta dignidad y ética.
La universidad antes que todo necesita control y el control solamente se da desde la administración y si el rector y su equipo no controlan, entonces de que sirve que estén ejerciendo el presupuesto.
La universidad va en camino directito a tronar, a declararse en quiebra y más que no todo, los que normalmente ayudan se van a hartar y lo van a dejar de hacerlo.

Deja un comentario