Lo que nos Espera

0
83 visto
EscudoMexico

En pasados días la perspectiva de la situación económica del país se complico de una manera extremadamente peligrosa y me hizo recordar aquellos tiempos cuando no había comida en las calles y todo costaba el doble de un día para otro. La crisis de salud que está provocando el famoso Coronavirus le está pegando doble a nuestro país y todo porque las decisiones de una persona que evidentemente no tiene idea de lo que está haciendo, que degrado su fortaleza el año pasado.
Aunque no fue culpa de su pejedente la guerra de precios del petróleo entre los árabes y rusos hizo que el oro negro se desplomara, esto le pega doble a nuestra economía porque primero su presidentito cree que el petróleo nos va a sacar de pobres, cuando el mundo se está enfocando en tecnologías renovables, a esto se le sumará que PEMEX sigue perdiendo dinero de manera alarmante, por lo tanto no tendrá dinero para sus proyectitos chafos. Al no haber ingresos petroleros no habrá dinerito para programas sociales, no habrá su sueño de refinería, pero lo más importante no podrán tirar más el dinero porque simplemente ya no existirá.
El dólar se disparó también, lo que Peña logró en 6 años, este dizque presidente lo ha logrado en solamente un año y cuatro meses, también esto no tiene nada que ver con la política monetaria de nuestro país, pero esto le pega a todos los habitantes, ya que ya usted tendrá que comprar 30% más caro todo, la materia prima se elevará y si tiene deuda en dólares ya valió porque agárrese, no sabrá que hacer.
Las calificadoras internacionales empezaron a reaccionar y bajaron de nuevo sus calificaciones de la deuda soberana y de PEMEX y de muchas empresas, esto hará que los créditos que tenemos en el exterior sean más caros, por lo tanto tendremos que pagar más por ellos, y todo deberá salir de la misma bolsa que no se ha engordado en los últimos meses porque nuestra economía no ha crecido. Esto le pegará a su bolsillo porque ahora su tarjetas de crédito costarán más en un plazo ya no tan lejano.
Y por último la pausa que está generando el virus, el que la economía se detenga, muy probablemente hará que perdamos nuestro trabajo, hará que los que ya lo tienen se les pida que lo ajusten y por último habrá un cantidad menor de puestos a ofertar.
La perspectiva de crecimiento ahora está en abismo, por lo tanto la inflación tiembla y lo que ganamos, ya no nos alcanzará. Si se cumple este presagio, este dizque mandatario de quinta será el primer presidente que tendrá dos años seguidos sin crecer, desde los 30´s del siglo pasado.
La situación no pinta nada bien, pero, nuestro gobierno no ayuda en nada, hay incertidumbre, hay desempleo, empieza a subir la inflación, y el dólar está imparable, entonces, usted dígame como ve las cosas o ¿ le sigue rezando al pejelagarto?.

Deja un comentario