Los “no Toleraremos” ya son Ascos que Mejor hay que Pensar al Contrario

0
163 visto
Bullying

M. Sánchez Vargas. De cualquier problema social que para que se resuelva se tiene que hacer “bulla”, ya quienes leen la noticia o más los que resultan perjudicados se fijan en que luego luego el demandado resulta con el no lo toleraremos o permitiremos que es lo mismo y más que para “encabritar” al que le piden que resuelva, se lo repiten para demostrarle al pueblo que los que mandan son los que se unen para hacer fuerza.
Genovevo siendo gobernador le tuvo que aconsejar a un amigo ingeniero que vivía atrás de la Feria cuando estaba por el Tecnológico: “mira, para que se te haga lo que pides que es un servicio social, tráete a los colonos a protestar frente a Palacio y yo me encargo para que tu solicitud tome curso, de lo contrario de nuestra amistad no habrá algún servicio”. Bien, al mes, ya le estaban reponiendo los adoquines robados de sus rúas y otra vez, nivelando sus calles de la colonia, donde por cierto vivía el periodista del chiflidito y “pelos parados”.
Asi es de que lo que dice siempre el gober, es lo correcto, ni modo que les miente la madre o diga como lo del Trump, que anuncia que si llega, el estado Islámico tendrá sus días contados. Asi es de que política es mentir y mentir, o qué…
El éxito es hacer entenderse con gracia, con realidades y para lograrlo, pues hay que convivir, como su servidor resolvió los problemas de la Nueva Jerusalén, yéndose a vivir, con lana para ponerles su clínica, su agua, su escuela, con el personal necesario y como era muy amigo del Papa Nabor, casi llegó a bailarle a la famosa virgen, como todos tenían la obligación de hacerlo, aunque a su regreso a Morelia, recibió sus buenas críticas porque no aplicó lo necesario, que de preferencia recibieran una lana para que se fueran a estorbar a otra entidad, porque aquí, aunque era una fuerza del PRI, daban mucha lata. Al mismo estilo, de esta manera pusieron en paz a los de Tiri, mandando al famoso “Chachis”, cuando trabajaba en el Diario de Morelia.

Deja un comentario