Mensaje de la Lic. Blanca Carolina Soto Cerecedo, Fiscal Especial Para la Atención del Delito de Violencia Familiar

0
263 visto

Con el propósito otorgar una atención oportuna y eficaz a la ciudadanía que padece o han sufrido violencia familiar y de género, se puso en marcha la Unidad Móvil especializada para atender los delitos de violencia de género y no solo hablamos de violencia familiar entendido; como las conductas que agredan de manera física, psicológica, patrimonial o económica, sino también que atentan contra el libre desarrollo de la personalidad.
Comprendiendo corrupción de menores de edad, pornografía y turismo sexual; delitos contra el orden familiar, entendiendo los delitos contra la filiación, el estado civil, exposición de menores, bigamia, incumplimiento de las obligaciones de asistencia familiar, sustracción o retención, delitos de peligro para la vida y la salud, entendiéndose por abandono de incapaces y peligro de contagio de violencia familiar, delitos contra la libertad y seguridad sexual de las personas, tales como violación, estupro, abuso y hostigamiento sexual, delitos contra la salud y la vida, tales como lesiones, homicidios y feminicidios, y finalmente trata de personas.
La Procuración de Justicia, y en específico la justicia para las mujeres que han sido violentadas en sus diversas formas resulta una tarea ardua y más aún el proceso de reinserción a la vida económicamente productiva; dicha reinserción plantea incógnitas que involucran aspectos emocionales, afectivos y socioeconómicos; como respuesta a dichas demandas existen diversos programas interinstitucionales.
Estos delitos tienen orígenes multifactoriales por tanto es necesario tratarlo de manera multidisciplinaria y darles un enfoque integral, con el propósito firme y decidido de dar un atención integral a las mujeres y niños víctimas de este tipo de violencia a efecto de reducir los factores de riesgo de estos delitos.
Se deben de articular estrategias que involucren los tres niveles de gobierno para poder sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres es por ello que resulta necesario fomentar la cultura de la denuncia, hay que generar confianza en nuestro sistema de justicia, hay que sensibilizar y especializar a nuestro personal sustantivo, Ministerios Públicos, Peritos y Policías Ministeriales.
Hay que trabajar de manera paralela, esto es mientras se integran las Averiguaciones Previas, hay que establecer medidas precautorias tales como medidas cautelares, refugios temporales, dar oportunidades de empleo.
Hay que generar confianza en que pueden denunciar y su denuncia va a ser atendida, y en el caso de estar en el supuesto de flagrancia inmediatamente el agresor será detenido y puesto a disposición del órgano jurisdiccional y se establecerán las medidas cautelares pertinentes, salvaguardando en dado momento la seguridad y bienestar de las víctimas de estos delitos.
La unidad móvil del Ministerio Publico Itinerante va a atender de manera interdisciplinaria, y territorial a todas las víctimas de estos delitos, que muchas veces por vergüenza, por temor, falta de conocimiento e incluso por falta de recursos económicos no denuncian.
Además del apoyo jurídico, el ministerio público itinerante promoverá que las víctimas de este flagelo reciban atención integral y puedan tener acceso a programas sociales, oportunidades laborales y atención médica que les permita construir un futuro próspero y dentro de la legalidad para ellas y sus familias.
Por lo anterior, esta Procuraduría con el apoyo de la SEGOB a través de la Subsecretaria de Prevención y Participación Ciudadana implemento el programa PUNTO MUJER en septiembre del 2014, desarrollando un trabajo en conjunto fortaleciendo la triada compuesta por sociedad, víctimas y Procuración de Justicia; brindando a las mujeres víctimas de violencia de estos ilícitos, oportunidades para el desarrollo personal y comunitario mediante la aproximación de servicios de distintos programas que las dependencias federales y estatales ofrecen.
Lo anterior con el objetivo de contribuir a la reparación del daño que ellas y sus familias han sufrido y minimizar los procesos de victimización, así como brindar herramientas que le permitan la reinserción social y fortalecimiento personal. Así también en este programa se insertó los servicios de la defensoría pública estatal a través del cual se otorga asesoría y apoyo a las mujeres para que de forma análoga puedan tramitar su divorcio, pensión alimenticia y custodia de manera gratuita.
Es importante destacar que en la Fiscalía de Violencia Familiar y Delitos Sexuales, en el año 2013 se iniciaron 1133 Averiguaciones Previas, consignando solo 296, mientras que en el 2014 se iniciaron 1359 Averiguaciones Previas y fueron consignadas ante el órgano jurisdiccional 725 Averiguación Previas, se consignó 144.93% más indagatorias respecto del 2013, lo que implica que hemos venido trabajando no solo en la investigación de estos delitos, sino que se ha perfeccionado la integración; logrando con ello abatir el rezago, evitando con ello impunidad en este tipo de delitos.

Deja un comentario