Pintor de casas: mitos comunes desmentidos por profesionales de la pintura

0
8 visto

El oficio de pintor de casas está rodeado de mitos y conceptos erróneos que a menudo distorsionan la realidad del trabajo que estos profesionales realizan y que pueden dificultar la toma de decisiones cuando se tiene la idea de darle un nuevo estilo a una casa o mejorar su apariencia aplicando pinturas.

Por eso, en este artículo desmentimos de forma objetiva los mitos más comunes asociados con pintar.

Mito 1: hay que pintar siempre el techo de blanco

Esta idea, aunque clásica, no es siempre la más acertada. Por eso, lo mejor es probar con otras tonalidades.

En este sentido, los colores oscuros en el techo crean un ambiente íntimo y acogedor, ideal para dormitorios o salones destinados al ocio nocturno. Por otro lado, un techo de color puede ser la pieza central de una decoración moderna, inyectando personalidad y estilo a la habitación.

Por esto, los profesionales de la pintura recomiendan considerar las posibilidades del espectro cromático en su totalidad, teniendo en cuenta que el blanco es solo uno de los matices que pueden dar vida a esta parte de tu hogar.

Mito 2: pintar una habitación de colores fríos causa depresión

Muchas veces, los tonos gélidos reciben mala fama, acusados de llenar los espacios de melancolía. No obstante, cualquier pintor de casas con experiencia puede desmentir este mito. Estos expertos argumentan que los matices fríos pueden, en realidad, evocar serenidad y amplitud.

Contrario a la creencia popular, ciertos azules y verdes pueden estimular la creatividad y la calma, lejos de cualquier vestigio de tristeza.

Mito 3: las texturas de la pared deben ser iguales

Un mito que ha ganado espacios es la uniformidad obligatoria de texturas para lograr una apariencia coherente. Pero esto tampoco es verdad.

La diversidad de texturas añade un carácter distintivo y personalidad a cada estancia, a la vez que puede agregar interés visual. Un pintor de casas habilidoso sabrá fusionar texturas diferentes, creando transiciones atractivas a la vista.

Mito 4: las paredes hay que pintarlas primero con rodillo y acabar con brocha

Popularmente, se indica que las paredes se deben pintar primero con el rodillo, cubriendo grandes espacios con amplia cantidad de pintura. Luego, se usa la brocha para los bordes y esquinas para más precisión.

Contrario a esta creencia, los profesionales de la pintura nos enseñan que rodillo y brocha se complementan, no existe un guión a seguir. Más bien, la creatividad y el contexto definen el uso óptimo de cada una de estas herramientas.

Mito 5: no es necesario contratar un pintor profesional

Algunas personas pueden pensar que pueden pintar ellas mismas para ahorrar dinero. Sin embargo, la realidad es que contratar servicios de pintura de casas, como los que brinda la empresa Juanito El Pintor, marca la diferencia en calidad, eficiencia y durabilidad del trabajo.

Los profesionales de esta empresa cuentan con experiencia y conocimientos técnicos en la preparación de superficies, la aplicación de pintura y la selección de los productos adecuados para cada tipo de superficie.

Además, tienen acceso a herramientas y equipos especializados que garantizan un trabajo eficiente y preciso. Otro aspecto importante es el ahorro de tiempo y esfuerzo que se obtiene al contratar a un profesional. Y es que pintar una casa puede ser un trabajo agotador que consume mucho tiempo, si no se tienen las habilidades necesarias.

Mito 6: tengo que usar pintura con alto brillo para poder lavarla luego

Está mal pensar que solo las pinturas con alto brillo pueden ser lavadas con eficiencia. Los pintores han desmentido esta idea, explicando que la capacidad de lavado de una pintura está determinada por otros factores más allá del nivel de brillo.

Por ejemplo, las pinturas de acabado mate también pueden ser lavables gracias a las nuevas tecnologías en su composición, puesto que tienen una fórmula especial que les hace resistentes a la limpieza con agua y productos suaves sin que lleguen a dañarse.

Mito 7: debo esperar varios días después de aplicar un sellador para aplicar el acabado final

Una de las leyendas populares en cuanto a pintar la casa, hace creer que tras impregnar superficies con sellador, debemos dejar un tiempo prolongado para poder aplicar la última capa de color.

Sin embargo, la tecnología actual en selladores permite una curación más veloz. En caso de dudas con respecto al tiempo que se debe esperar, es necesario consultar las indicaciones del fabricante, pues cada sellador posee su propio ritmo de secado.

Mito 8: mi techo es bajo y no existen trucos de diseño para que se vea más alto

Algunos sostienen que los expertos en pintura no pueden hacer nada para engañar al ojo y elevar visualmente un techo bajo. Este mito se derrumba al saber que se puede aplicar un acabado semi brillante que refleje luz y genere una ilusión de amplitud vertical.

Asimismo, optar por tonalidades frías y etéreas, como el azul cielo o el verde menta, puede crear un efecto de infinitud. Y, el dibujar líneas verticales sutiles expande la percepción espacial.

Mito 9: todas las pinturas son iguales

Otro mito es que todos los tipos de pintura son iguales, lo cual es incorrecto, puesto que existen numerosas diferencias entre ellas en términos de composición, calidad, propiedades y usos específicos.

Los profesionales entienden la importancia de seleccionar la pintura adecuada para cada superficie y ambiente, diferenciando entre pinturas a base de aceite y agua, y saben que la calidad de la que se elija impacta directamente en la apariencia y la durabilidad del trabajo.

Mito 10: la pintura solo es importante para la estética

Por último, se ha llegado a creer erróneamente que la pintura solo sirve para embellecer espacios, pero la realidad es que tiene un impacto mucho más profundo y significativo en un hogar que simplemente la apariencia visual.

Los expertos reconocen su papel en la protección de las superficies de las paredes y techos. Ayuda a prevenir el desgaste, la decoloración y el daño causado por la exposición a elementos como la luz solar, la humedad, el polvo y la suciedad.

Más allá de la estética, la pintura profesional protege tu hogar

Al desmitificar ideas erróneas sobre la pintura de casas, se revela su importancia más allá de la estética. Contratar a un pintor profesional como Juanito El Pintor se vuelve esencial. Su experiencia, conocimientos técnicos y herramientas especializadas garantizan no solo eficiencia y calidad, sino también la protección duradera de las superficies del hogar.

En lugar de asumir el trabajo por uno mismo, confiar en un experto no solo ahorra tiempo y esfuerzo, sino que asegura un hogar resistente y atractivo a largo plazo.

Deja un comentario