Por el 9 de Marzo

0
138 visto

«Un Día sin Mujeres», ese es el eslogan o frase con la cual las mujeres de este país claman seguridad y no es para menos porque al parecer ninguno de los tres niveles de gobierno planea ayudarles. Este paro nacional es un grito de desesperación en cual se les pide se les tome en cuenta y se les ayude de alguna forma.
Al menos yo si estoy a favor de cuidarlas, lo que no entiendo es porque el gobierno federal se enoja por un paro, cuando es su labor mantener la seguridad de cada uno de sus ciudadanos. Pero, también deben de ayudarlas, eso de haber quitado los programas de guarderías, de ayuda a mujeres violentadas y otros programas que ayudan a las mujeres mexicanas, ahora no existen y esto hace que las exponga más antes posibles inseguridades, estos nunca debieron desaparecer.
Y vuelvo a lo mismo el feminicidio como ahora se conoce se da desde hace mucho tiempo, varios sexenios han sufrido del mismo problema, el problema de este es que no tiene empatía, no le duele, no ayuda, ni si queira envía condolencias y esto es lo que tiene hasta la madre a millones de mujeres mexicanas. La empatía no se da en este gobierno, lo único que saben es culpar a alguien más, nunca tiene ellos la culpa y esto no está bien, llevan más de un año gobernando, tiempo suficiente para haber controlado programas y mejorado ayudas, pero esto no ha sucedido.
Las mujeres que laboran con su servidor, si ejercerán el paro y serán apoyadas de todas las maneras posibles, incluso se les pagará el día, pero también les pedí que nos ayudaran en otros momentos tratado de recuperan la mayoría de ese tiempo, a lo cual todas aprobaron la sugerencia.
MALO tiene que cambiar, el tuvo madre y ahora tiene esposa y nueras, debe pensar en el sexo femenino y ver como puede mejorar la situación, cosa que su mujer no pudo. Y no pudo porque el gobierno se siente agredido, lo cual es mentira, solamente las mujeres requieren atención y protección, pero como el no lo puede dar, pide a su mujer que lo apoye, cosa que primero ella no es hombre y segundo es madre, que parece que se les olvida.

Deja un comentario