Redes Sociales Progresistas Son Escape de Priístas

0
165 visto

El proyecto de partido que está iniciando la maestra Elba Esther, llamado Redes Sociales progresistas es una salida rápida para todos aquellos villamelones del PRI, aquellos que quieren salvarse de morir con el partido que los vio crecer. Aquellos traicioneros que solamente buscan el hueso para seguir viviendo, gente que no sabe como vivir sin succionarle el tuétano al presupuesto de cualquier nivel.
Es cierto que el PRI se está lona y que por más que intenta levantarse, más se hunde, porque la mayoría de sus militantes acostumbrados a estar el poder y desde ahí vivir, robar, agarrar o como usted quiera llamarle, no saben hacer otra cosa, más que supuestamente hacer política.
Así lo hicieron varias generaciones durante más de 80 años, todo aquel que quería hacer dinero rápido, su solución era entrarle a la política y que en un periodo de su administración lograran sacaran lo suficiente para vivir bien el resto de sus vidas.
Pues así, quieren seguir viviendo cientos de politiquillos que no saben hacer otra cosa más que explotar el presupuesto público, y entre ellos más priístas que de ningún otro partido, porque se les hizo fácil y quieren seguir así. Por todo esto el PRI esta agonizando su preferencias electorales están abajo del 9%, es decir, casi al mismo nivel que el PRD que está a punto de desaparecer, esto es la fuga de personas migrando hacia horizontes donde puede haber dinero y puestos.
Personajes como Julio Gallardo o Antonio Ixtláhuac Orihuela, traicioneros que creen que pueden, son los que empiezan a huir, pero el grave problema es que ese partido de la maestra tampoco pinta y será un albur al aire, cosa que se las vendieron cara o no les quedo de otra, pero es su única salida, ¿Sino de que van a vivir?
Este partido no ganara nada, será un partido que empieza, primero debe oxigenarse para lograr algo, pero estos pobres personajes creen que tienen oportunidad. Redes Sociales Progresistas, será como el PT o el PVEM, que vivirá succionándole la vida a otros y nada más

Deja un comentario