De Risa las Renuncias de Militantes a los Partidos

1
213 visto

Que en el PAN renunciaron algunos, dirigidos por un pobre político exregidor vendido, que el PRD renunciaron otros, porque supuestamente no le tocaron ciertos puestos, que en el PRI se van a ir muchos, porque las decisiones se tomaron en la ciudad de México y no aquí, todas esas situaciones son de risa.
Ahora lo que está de moda son las traiciones debajito de la mesa, el llevarse sus estructuras y los votos que se han trabajo durante años ponerlos a que voten por ciertos candidatos y no por los que son de sus partidos.
Pregúntele a Fausto Vallejo que apoyó a a jenruchito con tal de no ganara Jaime Dario, o a los chuchos reynistas que terminaron apoyando al independiente para después de darse cuenta que volverían a ser traicionados por el personaje más corrupto que este escritor conoce.
La política es de oportunidades y lealtades, negociaciones y acuerdos, pero sobre todo de intereses. Renunciar a un partido y hacer rueda de prensa es hacer el ridículo, es mostrar que no tienes fuerza, ni estructura y que el partido donde militaste no tienes cabida, recuerden todos los escenarios las renuncias. Una de las más notorias es la de el ya difunto Sergio Magaña, tuvo que brincar hasta 3 partidos para ser reconocido.
Ahora en épocas de elecciones, haga su trabajo, póngase la camisa de deje de tomar decisiones porque según eso se “merece” un puesto de elección. Cuando un político sabe de política, tiene estructura y se “merece”, no necesita dar sombrerazos y ni patadas de ahogado. No necesita ir a llorar a la ciudad de México, ni necesita tratar de engañar a sus jefes políticos, se aguanta, trabaja, hace un buen papel en los puestos que le ofrecen, es leal y sobre todo es militante elegante. Los acuerdos políticos se hacen base a mediciones reales que establecen las verdaderas posibilidades de ganar y entonces se apuesta al movimiento electoral.
He visto a tantos personajes decir que se la deben o que se merecen, cuando verdaderamente son villamelones, falsos lideres y pobres políticos. Pero, el que más me impresiona es Juan Carlos Barragán, a poco cree que gana Morelia, sólo con el PRD, sin lana, después de haber hecho un mal papel en los puestos donde ha trabajado, de haber perdido elecciones. Juan Carlos, no renuncies, trabaja, cállate la boca y obedece, no se quién te ha dicho que puedes ganar una elección, que cuando eras regidor y tenías posibilidades no ganaste.

1 Comentario

Deja un comentario