Se Armó la Putacera Frente al IMSS de Charo

0
73 visto

* Dos batos madreados y dos taxis con lesiones graves aunque no de gravedad.

Se supo que por presuntas invasiones de rutas, al menos 100 taxistas de diferentes corporaciones se cogieron a madrazos en las inmediaciones del IMSS de Charo, hasta el momento se encuentran destruidas parcialmente tres unidades de taxi de la organización “Catemich”, comandada por Karina Tapia y quien en este momento está pidiendo refuerzos al resto de sus compañeros para desquitarse de la destrucción de unidades móviles, son más de treinta unidades, cola de casi un kilómetro de distancia del hospital se arman con palos, piedras, botellas y todos los “proyectiles” que se encuentran en el camino para destruir los taxis de fuera del hospital.

Dicen quesque por invasión de rutas, dos organizaciones de taxis se cogieron a putazos frente al seguro social de allá de Charo, las pugnas entre trabajadores del volante es que pretenden tener de manera exclusiva el sitio de taxis en el Instituto Mexicano del Seguro Social que se ubica en la salida a Charo, esta mañana se armó pus la riña de la cual resultaron dos autos dañados además de dos personas lesionadas que fueron canalizadas al mismo hospital, en una camilla se los llevaron a urgencias no necesitaron ni ambulancias no nada, se supo que desde la mañanita un grupo de taxistas enfrentó al grupo contrario que se disputa la exclusividad.

Dicen que de los gritos y mentadas de madre, pasaron a los golpes en donde salieron a relucir armas rudimentarias como herramienta de la nave, piedras y palos con los que se recrudeció la putacera hasta que madrearon dos autos de alquiler de los cristales y abolladuras además de dos choferes madreados que fueron ingresados al nosocomio para que recibieran atención médica aunque su estado de salud se reportó como estable, en cuanto llegaron los tecolotes preventivos calmaron los ánimos de los rijosos aunque aún permanecían ambos grupos en el lugar “como queriendo pelear” en espera de que se fueran los tecolotes.

Deja un comentario