Siguen los Abusos Policiales

0
0 visto
ssp Michoacan

Dicen que son un chingo de elementos de la Secretaría de Seguridad Publica, los que son denunciados por abusos a ciudadanos, así mismo chismean que son varias las patrullas de la SSP que circulan sin placas y los números de identificación son retirados por los mismos policías al parecer para delinquir, y que son estas patrullas las que se dedican a cometer abusos en contra de la ciudadanía, principalmente en la noche; en la zona del Estadio Morelos; dos jóvenes en diferentes puntos fueron torturados con un aparato para dar descargas eléctricas el cual porta un elemento de la corporación que viaja a bordo de una patrulla tipo panel; lo afectados están temerosos ya que el policía, con acento chilango, les tomó fotos con su celular y anotó los domicilios de sus credenciales de elector. Juan, un mecánico que tiene su taller en la colonia El Lago, denunció que la semana pasada, fue detenido poco antes de la media noche por una patrulla de la SSP cuando viajaba junto con su novia a bordo de su automóvil.
El chillón dijo (léase denunciante) que la unidad le marcó el alto frente a la colonia El Lago y los obligó a estacionarse bajo el puente vehicular en donde los revisaron y arrancaron los asientos de la unidad, en busca de algo ilícito, después de que no encontraron nada ilegal, este elemento de aspecto robusto, de 1.90 de estatura aproximadamente, con evidente acento chilango y con un chaleco antibalas, los despojó de casi mil pesos en efectivo, además de sus teléfonos celulares, no sin antes amenazarlos y lesionarlo con una ‘chicharra’ para descargas eléctricas y que si presentaban alguna denuncia, “los mataría ya que tenía sus domicilios y nombres”; una segunda denuncia de un joven hijo de una mujer que trabaja como checadora de una ruta de camiones en la zona norte de la ciudad, comentó que el fin de semana pasado, el mismo tripulante de esta unidad tipo panel, detuvo uno de los camiones de servicio urbano cuando circulaban cerca del crucero de la avenida Pedregal y el periférico.
El denunciante comentó que él, su hermana de 10 años de edad y su madre regresaban a bordo de uno de los camiones cuando habían terminado su jornada de trabajo, cuando este elemento de la patrulla tipo panel les marcó el alto, cuando detuvieron la marcha del camión, el uniformado subió a la unidad y despojó de sus teléfonos celulares a la mujer, el chofer del camión, a le menor de edad y al denunciante, además de apoderarse del dinero en efectivo que había en un recipiente del camión, el denunciante dijo que el uniformado lo sometió en la parte trasera del camión haciéndole preguntas diversas, ahí le coloco su ‘chicharra’ en el pecho, haciéndole varias descargas eléctricas hasta dejarle marcas de quemaduras, después de haberlos amenazado de muerte si presentaban alguna denuncia y tomarles fotos con su teléfono celular el uniformado, bajo del camión, abordo su patrulla y se dio a la fuga.

Deja un comentario