Publicado el: Vie, dic 13th, 2013
cañas canguro

La Tradición Muere por la Crisis, y la Competencia

Por armando Nieto Sarabia.
No es solamente pelar, partir y cortar una caña, para que el público la saborear y la siga disfrutando, nuestro secreto es saber como preparar esta salsa, que sabe a limón, que sabe a naranja, que sabe a sal a chamoy, que sabe a un chile que no se puede decir porque es receta de la abuela dijo Josefina Orozco Lobito, mientras baceaba de un baso jugo de caña recién echo en el “Trapiche” y la mezclaba con otros líquidos que hace que las cañas de El Canguro tengan un sabor especial
El negocio se llama así, Cañas El Canguro desde el año de 1980, en esta temporada esta ubicado en la entrada a la explanada del Auditorio Samuel Ramos, a meda cuadra del templo de San Diego.
Dice Vicente Rodríguez propietario del negocio que ya pueden decirles “Los Artífices de la caña” en Michoacán pues ya con el son tres generaciones de cañeros y siempre vendemos las mejores cañas dijo satisfecho al reportero. Recordó que desde niño lo llevaba su abuelo de nombre también Vicente Rodríguez a vender cañas a San Diego, luego fue su padre también Vicente quien le siguió al negocio.
A la fecha Vicente tiene 20 años dedicado al negocio de la venta de cañas, junto con su esposa Josefina Orozco mejor conocida como Lobito y sus dos hijas ya profesionistas una de ellas abogada y la otra maestra, es un negocio familiar que pasa de generación en generación, ya tenemos nuestra propia clientela que nos sigue desde hace años tenemos bolsas de cañas de todos precios dijo, desde diez hasta sesenta pesos. La bolsa.
Que te diré este negocio ya lo hacemos mas por tradición o por manda que por negocio agrego don Vicente metras pelaba y cortaba una caña, porque ya no se vende nada comparado con hace diez años, antes llegábamos a vender hasta 300 o trescientos cincuenta manojos de caña que nos traen del estado de Nayarit, pero éramos solo tres o cuatro cañeros, ahora con la crisis y tanta competencia solo llegamos a vender 45 manojos y es que ahora somos mas de cincuenta los que nos juntamos en esta temporada.
Hay que agregar que ahora tenemos que pagar ocho lugares de a mil cuatrocientos pesos nos da un total de doce mil pesos de renta al municipio, de ahí hay que agregar cas también doce mil pesos de luz por temporada de 22 días. Llegan el 19 de noviembre a las diez de la noche y se retiran el trece de diciembre a las doce del día.
Sin embargo y aun con todo y crisis y competencia Don Vicente asegura que esa tradición familiar de cañeros no va a desaparecer de Morelia, pues aunque no tuvieron hijos, dice que ya uno de sus nietos de ocho años de edad también le da por llegar al negocio y ponerse a partir caña.
Terminando la temporada luego del trece de diciembre, la familia continua en el comercio pues la temporada de caña termina en enero pero en casa continúan vendiendo gazpachos y si es necesario cualquier otro tipo de mercancía, el caso es estar preparado para iniciar con las mismas ganas el año que viene Si Dos Nos da Licencia dijeron para terminar.

Deja un comentario

XHTML: Usted puede utilizar estas etiquetas HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Siguenos en Facebook

La Extra en Twitter


La Tradición Muere por la Crisis, y la Competencia