La UMSNH Sienta su Grandeza en la Calidad de sus Posgrados: Ireri Suazo

0
61 visto
La UMSNH Sienta su Grandeza en la Calidad de sus Posgrados: Ireri Suazo
La UMSNH Sienta su Grandeza en la Calidad de sus Posgrados: Ireri Suazo

*Presenta el equipo de la Coordinación de Estudios de Posgrado 2002-2014, libro que narra los orígenes y conformación de los estudios de maestría y doctorado en la Universidad Michoacana.

El posgrado nicolaita es uno de los pilares más sólidos de la Universidad Michoacana, ya que en ellos se basa la actividad científica que vinculada a la sociedad, incide en el cumplimiento del compromiso de esta Casa de Estudios con el desarrollo, afirmó el ex-rector, Napoleón Guzmán Ávila, como comentarista de la obra “Una Mirada al posgrado nicolaita, presentada en el Aula Mater del Colegio de San Nicolás”.
Coordinado por el rector Medardo Serna González y el secretario particular de Rectoría, Ricardo Miguel Pérez Munguía, el libro fue gestado cuando junto con Irving Huape Padilla, Eugenio Mejía Zavala, Pedro Alfredo Morales Ochoa, Ma. del Carmen Arias Valencia, Héctor José González Farías, Karina Salguero Melgarejo y María del Pilar Calderón Santana, formaban parte del personal de la Coordinación General de Estudios de Posgrado de la UMSNH.
Como moderadora de la presentación, Ireri Suazo Ortuño, coordinadora general de Estudios de Posgrado, expresó que el libro es el resultado del esfuerzo del doctor Medardo Serna y su equipo, quienes fueron responsables por cinco años de implementar y organizar el modelo académico que dio paso al Posgrado Nicolaita consolidado y de excelencia que este año alcanza su vigésimo aniversario, como uno de los elementos que dan grandeza y prestigio a la Universidad Michoacana.
Fue la continuidad institucional en dicha coordinación, rememoró por su parte el historiador Napoleón Guzmán ante ex directores de esta coordinación, directores y funcionarios universitarios, la clave de los logros alcanzados en materia de posgrado a la Casa de Hidalgo.
Con un prólogo, una presentación, 12 capítulos y la mención de fuentes documentales, la obra relata los antecedentes, consolidación y crecimiento de la Coordinación de Estudios de Posgrados y su influencia para la creación de maestrías y doctorados en todas las áreas del conocimiento.
Escrita por varios actores de esa historia, entrevistados otros, con un capítulo dedicado a los académicos nicolaitas miembros de la Academia Mexicana de Ciencias, el libro forma parte de la colección “Centenario 1917-2017 de la Universidad Michoacana y sus dependencias”, en espera de que haya más publicaciones que narren la historia del trabajo y el esfuerzo por lograr hacer de la Casa de Hidalgo una de las mejores universidades del país, comentó el investigador en Historia.
Los posgrados, dijo la comentarista, ex directora del Instituto de Investigaciones Químico Biológicas e impulsora de la maestría y doctorado en Ciencias Químicas, Rosa E. Norma del Río Torres, son el elemento que fincó las raíces de los estudiantes nicolaitas, ya que anteriormente se iban del estado los alumnos egresados de licenciatura, en búsqueda de cursar un posgrado y ya no volvían, por lo que los estudios de posgrado hicieron que sus estudiantes vincularan sus investigaciones con la realidad social de Michoacán, lo que les afianzó para trabajar por el desarrollo de su tierra.
En el uso de la palabra, Ricardo Miguel Pérez Munguía agradeció a quienes además de su labor cotidiana dedicaron tiempo a esta obra y recordó que Serna González, entonces coordinador general del Posgrado Nicolaita, tuvo la idea de dejar por escrito la memoria del esfuerzo hecho a favor de la Casa de Hidalgo.
Para cerrar la presentación, Medardo Serna mencionó que a partir de la publicación de una reforma al Plan Institucional de Desarrollo del Programa de Posgrado, se detonó su crecimiento, debido a que sus integrantes asumieron que debían acreditarse los programas de estudio, que los profesores del posgrado deberían tener estudios que permitieran preparar a los alumnos con una educación de calidad, “basamos los estudios de posgrado en la calidad de sus profesores”, afirmó.
El libro -concluyó el rector-, recoge lo más valioso de nosotros: habla del propósito al cual hemos dedicado nuestras vidas, pero además lleva implícita una proyección de hacia dónde queremos dirigirnos y qué estamos construyendo para ello.

Deja un comentario