Lo que Hace la Lana y el Poder

0
125 visto

Por todos es conocido que Chon Orihuela y Víctor Tinoco no se llevan y esto porque hace algunas décadas sucedió algo que no le pareció al primero y los confronto de una manera muy agresiva. Este encontronazo tuvo que ver con la familia Orihuela y el arresto de uno de los hermanos cuando Tinoco era ya candidato designado por el PRI a la gubernatura de Michoacán. La familia Orihuela creyó o supo que el culpable era Tinoco mismo, y esta se enfoco a asegurarse que el próximo gobernador supiera que ellos tenían conocimiento del famoso arresto.
Después de varios días o semanas se acabó el arresto y dejaron libre al hermano del ex candidato por Michoacán, esto liberó de presión del ya gobernador Tinoco, pero el daño ya estaba hecho y la ruptura política, de partido y de amistad estaba hecha. Por ese episodio las relaciones entre estos personajes fueron muy duras y totalmente separadas. El sexenio de Tinoco pasó y Chon se tuvo que exiliar trabajado en el Estado de México donde las relaciones crecieron y hicieron fruto de lo sembrado. Estas Relaciones se hicieron con el grupo Atlacomulco, donde Chon es gran amigo de ese poderoso grupo.
Tinoco terminó su mandato, sin pena y sin gloria, eso sí, sin endeudar al Estado, cosa que fue culpa de los perredistas con la peor familia de gobernadores que hemos tenido, los Cárdenas, pero eso es otra historia. Cuando termino Tinoco, este se separó y no tenía grupos, ni estructura, cosa que le tomó cerca de una decena de años retomar.
Pero ahora estos dos personajes parece que limaron sus asperezas y para estas elecciones son los encargados de sacar adelante al PRI de la barranca, cosa que veo imposible, pero ellos deberán dar la cara por su trabajo. Esto señores, hace el dinero y el poder, olvidar agresiones, traiciones y deslealtades, bien decrecía una “Vaca Sagrada del PRI”, el dinero y el poder, logran unir a cualquier enemigo, sacando esa frase a relucir, “el enemigo de mi enemigo es mi mejor amigo”. El chiste ahora es adueñarse de nuevo del PRI, dejando atrás a personajes como los Reynístas, los Vallejo, los Silvistas y nuevas generaciones que nunca tuvieron oportunidad.

Deja un comentario