Arrecifes Eternos, Entierros En El Espacio Y Diamantes Conmemorativos: ¿Cómo Decir Adiós A Un Ser Querido Que Ha Fallecido?

0
46 visto
Los diamantes conmemorativos simbolizan la transición a la vida eterna
Los diamantes conmemorativos simbolizan la transición a la vida eterna

Uno de los momentos más difíciles de la vida es la partida física de un ser amado. El dolor que tal momento causa es sumamente duro de soportar, especialmente si el ser querido ha muerto de modo repentino. En tal sentido que recordar a ese ser de alguna manera nos ayuda a tolerar el dolor mientras el amor sigue en el tiempo. En el presente artículo haremos mención de los diversos métodos para hacer que nuestros seres amados trasciendan al tiempo y la muerte. Entre tales métodos, el diamante conmemorativo será tratado de modo exhaustivo.

Conmemorar a Los Seres Queridos Es Una Parte Fundamental De La Vida

Uno de las características que nos definen como humanos es la conciencia, y asociada a ella, la memoria: y recordar a los seres queridos que han fallecido es, en un país como México, uno de los pilares fundamentales de nuestra identidad.

A través de las épocas se han ido diversificando y especializando las maneras de cómo recordar a los fallecidos. Y a México desde hace algún tiempo ha llegado un método novedoso para tal conservación de la memoria y el amor: el diamante conmemorativo, el cual va teniendo cada vez más aceptación.

En una nación con una amalgama de maneras de vivir la espiritualidad como México, es natural que coexistan en el país tradiciones diversas para recordar a los seres fallecidos, aunque cabe destacar la gran influencia de la religión católica en la nación. A primera vista podría pensarse que un método como el diamante conmemorativo no calaría mucho. No obstante, hay cuestiones que debemos tener en cuenta antes de sacar conclusiones apresuradas.

Fiestas populares

Podría sonar un poco impropio utilizar el término “fiesta” en este asunto, pero el carácter único del “Día de los Muertos” en México, su esencia sincrética y compleja, nos permite valernos de tal término para señalar su importancia como fecha para recordar a nuestros fallecidos. En este contexto, tal vez la incorporación del diamante conmemorativo no resulta tan fuera de lugar como pude pensarse.

Cementerios

La tradición judeocristiana de los mausoleos está fuertemente arraigada en la cultura occidental. Por supuesto, desde la llegada de los españoles, en la historia y cultura de México, las tumbas donde se depositan los restos, y a veces tales tumbas dentro de pequeños mausoleos, constituyen el modo más tradicional de proteger el recuerdo de un ser amado del paso del tiempo.

Métodos conmemorativos asociados a las cenizas de un ser querido

Desde hace milenios, muchas culturas antiguas alrededor del mundo han practicado la cremación. La cremación del cuerpo de un ser querido constituye un ritual muy poderoso desde lo simbólico, pues el fuego es un elemento constitutivo de los dioses (purificación, tránsito hacia la otra vida, etc.). Todos esos aspectos de lo sagrado en la cremación han calado en México, y recientemente el diamante conmemorativo se incorpora a lo que simbolizan las cenizas.

1. Columbarios

A través de los siglos y en especial por influencia de la fe judeocristiana, el depósito de las cenizas de un ser querido en una urna dentro de un mausoleo, ha ido ganando mucha aceptación incluso dentro del catolicismo. El espacio más reducido y la especialización del método de cremación ha hecho que muchas personas en México sigan prefiriendo este modo de preservar la memoria de un ser querido.

2. Urna biodegradable para plantar un árbol

Uno de los métodos más novedosos que ha surgido en los últimos tiempos, y que paulatinamente se ha ido masificando. Tanto el material de la urna como el de las mismas cenizas son totalmente biodegradables para ser plantados en un árbol, dando inicio a una nueva vida.

3. Urna biodegradable para depositar en el mar

El mar también representa la absorción hacia Dios o lo absoluto. Siguiendo tal idea, arrojar las cenizas de un ser querido al mar es una experiencia vinculante a la totalidad. Más aún, con materiales biodegradables, la entrega de las cenizas al mar se realiza con la mayor conciencia ecológica.

4. Mezcla de las cenizas para realizar un retrato

Este es un método que en su originalidad es comparable al diamante conmemorativo. Con este método, se mezclan las cenizas con óleo y se realiza un retrato, para preservar del olvido el recuerdo del ser amado.

5. Diamante conmemorativo

Este tipo de diamante se fabrica con el carbón remanente de los restos incinerados de humanos o mascotas. Para su información, ¿ha oído alguna vez la frase “los diamantes duran por siempre? Por ello, el diamante conmemorativo se utilizan para simbolizar la transición de un ser amado hacia la eternidad.

Conozca el proceso de convertir las cenizas de un ser querido en un diamante

El proceso de fabricación de un diamante conmemorativo de un ser querido se ha realizado desde la década de los 50’s. Desde entonces, tal proceso ha ido mejorando y especializándose, también de la mano de compañías fundadas desde 2004. A continuación explicaremos brevemente el proceso.

Las condiciones naturales en las cuales se producen los diamantes son unas de las más extremas jamás estudiadas. Una presión de más de 600.000 kg/cm2 y una temperatura de 1.200 ºC. Actualmente, los científicos son totalmente capaces de reproducir en el laboratorio las condiciones naturales requeridas para fabricar el diamante conmemorativo buscado.

La mejor parte del proceso es que puede ser controlado para obtener el color, corte, quilate y tamaño deseados, y su diamante conmemorativo usualmente está listo en un período que va de los tres a los nueves meses.

En primer lugar, se selecciona tejido capilar del difunto y se somete a tratamiento térmico para extraer el carbono, elemento fundamental de un diamante conmemorativo. Luego, viene el importante paso de la grafitación, donde se aplica filtrado de partículas. Se suele usar la filtración halógena. Una potente centrifugadora quita las impurezas que puedan quedar adheridas al carbono.

La purificación en vacío con calor profundiza aún más el proceso de limpieza. Luego de utilizar temperaturas extremas para filtrar partículas volátiles, se induce vacío y se agregan gases inertes para proteger el carbono de la oxidación.

Después, se utiliza un ambiente químico húmedo donde se deposita el carbono hasta alcanzar un 99.9% de pureza. Cuando esto sucede, se envuelve el carbono en un cilindro, y en la sintetizadora de diamantes el carbono se va convirtiendo paulatinamente en un diamante conmemorativo.

En la última etapa, el diamante conmemorativo en bruto es pulido por técnicos especializados hasta conseguir la forma buscada. Cabe destacar que el color azulado que el diamante pueda tener es gracias al boro. Usualmente, los diamantes conmemorativos pueden ser amarillentos por la presencia del nitrógeno. Se puede obtener un diamante incoloro si se suprime el boro y el nitrógeno del carbono obtenido.

Conclusión

No hay duda de que la conmemoración de un ser querido es parte crucial de la vida y la existencia humana. Mantener su recuerdo es sumamente importante para que soportar y superar el inmenso dolor que nos causó su fallecimiento, y también para que lo que hizo en vida y su amor por nosotros no desaparezcan. Afortunadamente, hay muchas maneras diferentes de honrar a una persona fallecida en México, incluyendo pero no limitado a los diamantes conmemorativos

Deja un comentario