Criptomonedas; activo para invertir y mucho más

0
119 visto
Criptomonedas
Criptomonedas

Si preguntamos al ciudadano medio acerca de las criptomonedas, la mayoría probablemente nos hable de bitcoin, de la espectacular subida del 2017 y de la debacle del 2018. Unos cuantos más probablemente sepan que durante el 2019 volvió a brillar y caer ligeramente. La mayoría de los que conocen bitcoin puede que conozcan ethereum y la iniciativa de Facebook para crear su propia criptomoneda, pero ¿cuántos conocen XRP y la importancia que está cobrando para nuestra economía?

Si en vez de hablar de XRP les preguntamos por las remesas todos sabrán de que estamos hablando. El esfuerzo de millones de compatriotas trabajando al otro lado del Río Grande supone una inyección de divisas de más de 35 000 millones de dólares según un estudio de BBVA y la Conapo. ¿Y qué tiene que ver este aporte económico de los mexicanos residentes en EEUU y una criptomoneda? Pues mucho, y puede que cada vez más, ya que algunas empresas de envío de remesas están adoptando XRP para su envío desde EEUU hacía México, abaratando el coste para ellos y para sus clientes.

37 200 millones de dólares en remesas para el 2020

El mismo informe antes mencionado prevé que el envío de remesas aumente en casi 2.000 millones de dólares durante el presente año, gracias en parte a la apreciación experimentada por el dólar, y en parte por la mejora de las condiciones laborales que experimentan los trabajadores mexicanos. La adopción de las herramientas de Ripple, empresa propietaria de XRP, debe reducir la transacción a unos pocos segundos y abaratar los costes de la transacción un 50%. Esto es debido a que los dólares se convierten en XRP en EEUU, se envían a México, y allí se convierten en los pesos mexicanos que recibirá el beneficiario de la remesa en cuestión.

2020, el año en el que Libra verá la luz finalmente

Facebook también quiere entrar en el mercado de los servicios financieros, el sueño de Zuckerberg, que Facebook opere con Libra, su propia criptomoneda, será realidad este año, a pesar de enfrentarse a poderosos rivales. Tanto las autoridades financieras de EEUU como de la Unión Europea están en contra de Libra, en gran parte por la amenaza inherente para la soberanía monetaria que supone el hecho de que una empresa con miles de millones de usuario se convierta en una empresa proveedora de servicios financieros.

Ethereum, la segunda en discordia

Pero más allá de Libra y XRP, lo cierto es que el reino de las criptomonedas está gobernado por la diarquía ETH/BTC. No es un gobierno de iguales, porque tanto la cotización como la capitalización son sumamente desiguales, y aun así ethereum posee un innegable atractivo para los inversores, aunque sus principales ventajas las comparten otras criptomonedas, como el propio bitcoin:

-Es (casi) imposible de falsificar, gracias a que todo usuario posee una copia completa de la blockchain en su conjunto, sería necesario falsificar millones de cadenas de bloques para falsear una transacción.

-Cuenta con código abierto, igual que bitcoin.

-No está controlada por ningún gobierno. Esto puede dar urticaria a los más acérrimos estatistas, mientras que hará las delicias de los creyentes en la mano invisible del mercado

-Su número no tiene límite, pero a diferencia del dinero de los estados, tiene el mecanismo del halving para limitar su crecimiento y proteger el valor de los ethereum que ya están en circulación. Difícilmente podrán sus creadores inundar el mercado con su criptomoneda, lo que podría permitir el ahorro en ethereum… de no ser porque la volatilidad hace que el valor de lo ahorrado pueda caer o subir de forma vertiginosa.

Si no queremos comprar existe el trading online

Invertir en criptomonedas sin comprar criptomonedas es posible. Son múltiples las razones por las que un inversor podría no desear adquirir criptomonedas, tantas razones como inversores, lo que podría llevar a inversores con mucha experiencia en mercados a volátiles a convertirse en traders, es decir, a realizar trading online con CFDs de criptomonedas mediante un bróker regulado.
El trading de CFDs se puede realizar sobre muchos instrumentos financieros, la elección de sobre qué activo operar depende de la formación del trader, de con cual se sienta más cómodo, ya que deberemos operar sobre las cotizaciones de los mismos, tratando de predecir el movimiento del mercado y abriendo operaciones en consecuencia. Si se confía en una subida, por un halving cercano, por ejemplo, la operación será en largo, si por el contario se cree cercana una corrección del mercado a la baja, la operación será en corto.
Finalmente, la decisión dependerá de la capacidad económica del inversor y de los riesgos que esté dispuesto a asumir, ya que en el trading de CFDs se opera con apalancamiento (que básicamente es tomar prestado capital del bróker para financiar una operación mayor de lo que el capital propio del trader le permitiría). Esto obviamente puede hacer incurrir al trader en grandes pérdidas si la operación se mueve en su contra, que pueden dar como resultado incluso un balance negativo (deudas) si el bróker elegido no protege las cuentas de sus clientes de esta situación, por ello, es muy importante comprender muy bien los riesgos de este tipo de operativas, que no son recomendadas para el trader minorista, y, sin estudio y formación, mejor ni acercarse al trading.

Deja un comentario