Familia de ExGobernador Secuestradora

0
3.327 visto

Todos sabemos el tipo de persona que es el ex Gobernador Genovevo Figueroa, el piojo blanco, y sabemos la calaña de vividor del hueso político que ha sido, sin embargo, parece que con el tiempo ahora y con su poder es secuestrador. Por increíble que suena, un exgobernador, hace uso del poder, tráfico de influencias para tener secuestrados a sus propios nietos.
Pues resulta que su hijo Fernando se separo de mujer Paulina Sañudo hace unos años y como es de imaginarse peleó la custodia de sus hijos, la cual ganó la madre, pero entonces entró la familia poderosa a hacer de las suyas, movió influencias y se cambia la custodia hacia la madre de Fernando, la esposa de Genovevo, la señora Rubí, pero la cosa no queda ahí, como la cosa estaba entre que si y entre que no y para que la madre ya no los vuelva a ver, la poderosa familia secuestra a los niños.
La madre al ver que no le regresaban a los hijos empezó a preocuparse, se amparo, pero los hijo desaparecieron, incluso hasta se generó una “Alerta Amber” para localizar a los nietos del exgobernador. La madre se ha dedicado a tratar de recuperar a sus hijos a como de lugar sin embargo, ya no los encuentran, ahora las malas lenguas diseque incluso hasta los sacó del país.
Lo importante aquí, es que en nuestro país, la justicia de compra o se toma para beneficio propio, este es un claro ejemplo del tráfico de influencias que un exgobernador puede tener. Yo no escribo a favor de la madre, escribo a favor de la justicia, por mucho que haya hecho la madre, ni un padre o madre se merecen este tipo de situaciones, yo se que hay muchos que infringen la ley para lograr fallos a su favor, pero lo que importa es que ambos padre puedan ver crecer a sus hijos.
Este secuestro y lo llamo así, es que la madre ya no puede ni oír y menos ver a sus hijos, varones de menores de 10 años.
Este tipo de familias deberían de vivir mostrando y enseñando la moral, la educación y sobre todo los principios de ilegalidad, por favor, es un señor exgobernador. Esto lo hace tan culpable como cualquier otro gobernador corrupto, bien dice el dicho “Tanto peca el que le amarra la pata, como el que mata a la vaca”.

Deja un comentario