Hechos sobre España que quizá te puedan sorprender

0
55 visto

Si viajas a España seguramente ya sabes muchas cosas sobre este hermoso país del Mediterráneo. La sangría y las tapas, la vida en la calle y el flamenco, la corrida y las playas. Estas son, probablemente, las características españolas más conocidas. Pero, aparte de estas hay muchos rasgos típicos de la cultura española que te podrían causar una sorpresa. ¿Agradable o chocante? Depende de ti.
Es bien sabido que los españoles, al igual que la gente de otros países del Mediterráneo, son bastante amistosos, abiertos y que les gusta relacionarse con la gente, y vivir la vida de la calle. Sin embargo, los españoles tienen la costumbre de darle dos besos a todo el mundo, incluso a las personas que solo han conocido hace unos segundos. No es extraño que a muchos extranjeros este hábito les parezca raro e incluso un poco exagerado – pero no a los españoles. Con este gesto, ellos tienen como objetivo mostrarse amistosos, cariñosos y abiertos para conocer a todo el mundo y a ayudarles a que se sientan cómodos.
Se dice de los españoles que son gente alegre, que viven la vida en pleno sentido de la palabra y que están entre muy pocas naciones europeas que de verdad sabe disfrutar y divertirse. En España a cada momento hay gente en la calle – los bares están llenos por la mañana cuando se sirve el desayuno, pero también es difícil encontrar sitio en una terraza por la tarde-noche, cuando la gente sale de tapas, para tomar una cerveza o una copa de vino.
No obstante, hay una parte del día cuando es raro ver a muchos españoles fuera. Esto pasa por lo general entre las 14h y las 17h cuando los españoles, después de un rico almuerzo de 2 platos y postre, se echan una siesta. Es decir, descansan un rato después de comer. Muchos de ellos confirman que esos veinte o treinta minutos de sueño les recupera y les refresca de tal modo que la segunda parte de la jornada laboral les resulte mucho más fácil. Y seguramente lo es.
Se podría decir que los españoles son unos hedonistas – todo lo anteriormente mencionado se relaciona con el placer y con el disfrute como fundamentos de la vida. Por tal motivo, quizá el rasgo cultural de los españoles que más podría sorprenderles a los extranjeros es el rasgo religioso. La mayoría de los ciudadanos de España son creyentes fieles del catolicismo que cada domingo sin falta van a misa. Además, en cada pueblo o en cada ciudad española hay por lo menos una iglesia donde los seguidores pueden ir para buscar la paz o para dedicarle unos minutos o incluso unas horas a la oración.
España es un país lleno de contrastes y lo que más lo destaca como uno de los países más visitados de Europa son, sin duda, esas desigualdades. No importa si buscas una aventura inolvidable, estar unos días en la playa, o visitar museos importantes o conocer gente estupenda – España vale para todo esto y mucho más. Y al descubrir la cantidad de contrastes que posee, te enamora por completo y hace que quieras volver a visitarlo muchas veces más.

Deja un comentario