La Masturbación de Ayer en Misa, más que Lujuria, Mensaje Para que Termine el Celibato

0
22 visto

MSV.- Menos mal que masturbarse no es pecado, pero que un sacerdote lo haga en plena misa, como que ya morir en la esperanza de la fe, no va a ser tan firme, más cuando en el propio Estado de Vaticano, donde está el mando supremo de la religión católica, empieza a corregir el manejo de sus finanzas, pero no las depravaciones que entre servidores de Dios cometen.
El video que ayer cientos de portales difundieron completo y una seis y media horas luego lo apocoparon, hoy seguramente que los medios escritos darán cuenta del escandalazo que causó y que ya llegó al Santo Papa Francisco I y sepa que esta lujuria en Morelia, Michoacán México, donde el que fuera obispo de Chiapas e hiciera famoso durante su estadio en Tumbisca, municipio de esta capital, la imagen más chiquita que se venera en esa tenencia y vienen de muchas partes a visitarle, fue uno de los según comentarios, formó parte de la corriente sobre la teología de la liberación, que registra tendencias marxistas.
Como la fe en torno al templo de San Miguel Arcángel ubicada en la colonia del mismo nombre y donde según la filmación que subieron ipso facto a la internet, fue donde el sacerdote se masturbó, que quienes intentaron hacer entrevistas respecto a la conducta del actor, se negaron a informar y más a dar el nombre del que en pleno altar hizo ayer en plena asamblea misal, “su gracia fisiológica”, no solamente porque este recinto ha tenido cambios de párrocos, sino que como buenos creyentes que lo vieron, ellos siguen en la fe, porque si dichosos son los que sin comprobar creen, qué indulgencias ganarán cuando perdonan a alguien quien ofende en el respeto a nuestra fe.
Para que esta ofensa religiosa la haya cometido un sacerdote, en ese populoso templo de San Miguel Arcángel, se necesita estar loco de lujuria o formar parte de un mensaje que dice: o nos dejan que nos casemos o seguimos con esta conducta que incluye al inmediato, la terminación de la pederastia y la pedofolia, no tanto la homosexsualidad, porque esa es de nacimiento que no permitiría hacer la carrera seminarista para sacerdote y de depravaciones que solamente se adquieren por medio de vicios o entrándole a las drogas.
Ojo, que así empezó la corriente de la teología de la liberación, que se inició por Coahuila y terminó en Chiapas casi a la muerte del combatido Samuel Ruiz García, donde por tanto católico que nos abandonaba por irse a diferentes sectas, tuvo que venir Juan Pablo II a reforzar nuestra fe.

Deja un comentario