La Soberbia Mata a los Políticos

0
42 visto

Siempre lo he dicho y lo volveré a decir, la soberbia mata a los políticos, el mejor ejemplo, MALO, que no hace nada más que ser soberbio, no hace nada más que sentirse Dios, omnipotente, inteligente, preparado, ágil, experto, científico, joven y sobre todo sano. Lo de sano no es porque lo quiera enfermar, sino, porque hace tiempo ya tuvo un problema y del todo no está bien, así que tiene que cuidarse, lo que menos quiero yo y muchos es que este tipejo se enferme, porque entonces los chairos lo harían mártir, cosa sería lo peor para el pueblo mexicano.
Lo he comentado varias veces, una vez me dijo un gobernador: «Dale un puesto a una persona no preparada y se perderá, pero además dale presupuesto y enloquecerá», y esto es lo que le está pasando a este personaje que muchos alaban y endiosan. Este artículo es para que usted se de cuenta de lo que está pasando con el tipo que dirige la nación, el cual ha perdido el respeto de muchos, inclusive de este servidor, que en algún tiempo pensó que estaba equivocado y que probablemente sería un buen presidente, pero, ¡ohh!, error, me alcance a dar cuenta.
En los últimos días la soberbia del pejedente se ha disparado, según el, es inmune al coronavirus, la economía va bien, el no quiere ayudar, el no va a perdonar impuestos, el dirige a la nación de una forma correcta y sin tropiezos, al fin, gobernar es muy fácil, ¿oh, no?. Lo han escuchado últimamente, lo único que le falta decir es que va a sanar al pueblo o va a multiplicar las copas, cosa que sería fatal a su imagen. Últimamente su imagen ha decaído tanto que ahora los mexicanos somos el hazme reír del mundo, como ese comentario que salió en la redes: «No sabía que el señor de los memes era su presidente».
El respeto, la moral, el honor se ganan y este señor no se ha ganado nada, incluso lo ha perdido todo y por eso escribo este artículo, porque cuando fue dirigente de la ciudad de México no la hizo tan mal, pero no la hizo mal porque no tenía todo el poder, el presidente de ese entonces lo limitaba, pero ahora que ya tiene el puesto y el presupuesto y por esa anda desquiciado.
Conforme pasa el tiempo y por algo natural, perderá adeptos, seguidores y militantes, por lo tanto votos, esto es algo natural que nadie se salva de ello, pero con lo que está pasando, las crisis económica y de salud esto sucederá más rápido, bien lo dijo Ricardo Anaya: «Andrés no es que no entiendas inglés, es que no entiendes al mundo». Imagínese usted que este señor fuera verdadero, en otras palabras no mintiera, fuera preparado y sobretodo supiera delegar a personas capacitadas y con experiencia, nuestro México sería otro en este momento, porque tiene todo el poder y lo está hechando a perder.

Deja un comentario