La SSM invita a la población a cuidar su salud esta temporada de frío

0
57 visto

La <u>SSM</u> invita a la población a cuidar su salud esta temporada de frío

Morelia, Michoacán.- Con el objetivo de proteger la salud de la población michoacana durante este frente frío, la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM), continúa reforzando medidas de cuidado entre los pacientes que acuden a las unidades de salud, asimismo recomienda extremar precaución en los niños y adultos mayores que son los que tienen mayor riesgo de enfermarse.

A decir de Fabio Silahua Silva, jefe del departamento de Epidemiología y Medicina Preventiva de la SSM, se lleva un registro hasta la semana 42 del 2012, de 711 mil 874 casos de enfermedades respiratorias en la entidad, lo que equivale a 3 por ciento menos que el año pasado donde se presentaron 740 mil 584 casos.

Debido a que el grupo más afectado son los menores de 1 a 4 años, con 161 mil 567 casos la SSM inició las actividades del Programa Invernal, por ello la importancia de que la población participe con las autoridades de salud extremando cuidados en su protección, para disminuir el riesgo de contraer enfermedades respiratorias que suelen incrementarse en esta temporada.

Entre las acciones del programa se incluye la orientación y capacitación a la población y personal de salud respecto a las medidas de prevención y control de las infecciones respiratorias agudas, hipotermia, diarreas e intoxicaciones por monóxido de carbono y gas butano, que pueden presentarse en la temporada invernal.

La Secretaría de Salud en el país, en coordinación con los servicios estatales de Salud, han reforzado las medidas preventivas y de atención médica entre la población para identificar y tratar estas enfermedades. Además, se ha fortalecido la vigilancia epidemiológica y las actividades de promoción de la salud con énfasis en prevenir enfermedades respiratorias agudas, diarrea e hipotermia y accidentes originados en el hogar.

Lo anterior, dado que en estas fechas se incrementan los casos hasta en un 10 por ciento, siendo la rinofaringitis o catarro común la enfermedad más frecuente que afecta a los menos de cinco años principalmente.

Existen algunas recomendaciones que pueden ayudar a disminuir el riesgo de enfermar durante esta temporada invernal: la primera es mantenerse al pendiente de la salud de los niños y adultos mayores, que son los sectores más vulnerables a padecer las enfermedades respiratorias que de no ser atendidas a tiempo pueden derivar en complicaciones serias que incluso pueden poner en riesgo la vida de las personas.

Si algún miembro de la familia se enferma se debe acudir lo más pronto posible a la unidad de salud más cercana, permaneciendo alerta ante los signos de alarma que pueden indicar una complicación. Los signos son: respiración agitada o dificultad para respirar, hundimiento en el pecho, decaimiento general, pérdida de las ganas de comer, fiebre durante más de tres días y ruidos en el pecho. Ante cualquiera de estos síntomas es necesario evitar la automedicación y acudir de inmediato al centro de salud más cercano.

Asimismo, se recomienda evitar los cambios bruscos de temperatura, abrigarse al salir a la intemperie, especialmente durante las primeras y las últimas horas del día, evitar que los niños caminen descalzos, y cuidar que los adultos mayores sigan estos consejos. Es aconsejable incrementar el consumo de alimentos ricos en vitamina C, como las naranjas, toronjas, mandarinas y guayabas, así como beber abundantes líquidos tibios, como infusiones o caldos.

También es conveniente evitar en la medida de lo posible los lugares muy concurridos, así como evitar saludar de mano, ya que se incrementa el riesgo de contraer una infección. El lavado de manos es importante no sólo para evitar las enfermedades gastrointestinales, sino también las respiratorias, por lo que es recomendable lavarse las manos frecuentemente y especialmente después de ir al baño y antes de comer o de preparar alimentos.

Si al exponerse innecesariamente a lugares extremadamente fríos, nevados o con hielo la temperatura corporal de una persona baja drásticamente, tiembla de forma incontrolable, presenta confusión, desorientación, somnolencia o inconsciencia, abríguela de inmediato con ropa seca y mantenga libre su nariz y boca para que respire. Se recomienda ofrecerle bebidas calientes no alcohólicas y llevarlo de inmediato a su unidad de salud o llame a un servicio de urgencia disponible.

Signos de alerta, ante cualquiera de ellos es indispensable acudir de inmediato al centro de salud más cercano:

• Respiración agitada
• Dificultad para respirar
• Hundimiento en el pecho
• Decaimiento general
• Pérdida de las ganas de comer
• Fiebre durante más de tres días y ruidos en el pecho

La Secretaría de Salud recomienda a la población:

• Abrigarse y evitar cambios bruscos de temperatura
• Consumir abundantes líquidos, frutas y verduras ricas en vitamina A y C (zanahoria, naranja, lima limón, papaya, mandarina, toronja, jitomate, guayaba)
• Lavarse las manos con frecuencia, en especial después de tener contacto con personas enfermas
• Evitar exposición a contaminantes ambientales (polvo)
• No fumar en lugares cerrados ni cerca de niños, ancianos y personas enfermas

Recomendaciones con presencia de enfermedad

• No auto medicarse y acudir a la unidad de salud más cercana
• Abrigarse y consumir bebidas calientes no alcohólicas
• Permanecer en completo reposo
• No suspender la alimentación
• Evitar lugares de concentración poblacional
• Cubrir nariz y boca al toser o estornudar con el ángulo del codo o con un pañuelo desechable, nunca con las manos
• No saludar de forma directa (de beso o mano)
• Evitar el contacto de niños enfermos con ancianos o personas con enfermedades crónicas
• Lavar los utensilios usados por las personas enfermas

Deja un comentario