Lo he Escrito, Siempre Premian a los Ineptos en Este País

0
88 visto

El pasado miércoles el Presidente electo nombro a diferentes personajes para sus nuevos puestos en el gabinete federal y como era de esperarse después de la reunión que sostuvo AMLO con Cuauhtémoc Cárdenas, nombro a el hijo del Ingeniero, Jefe de Asesores y yo me pregunto que sabe el niño del tambor o el nieto del “Tata” de organización, de supervisión, de ingeniería, de administración pública o de coordinación, porque cuando fue Gobernador, ninguno de esos temas pudo ejercer.
Porque cuando dirigió al Estado, no supo nada de estos temas, nunca supervisó, nunca organizó, nunca administró, pero eso sí, dejó tanto desmadre en nuestra entidad, por eso todos los miembros de su gabinete robaron a más no poder, desmadraron las finanzas del Estado y por lo tanto se tuvo que endeudar.
Lázaro Cárdenas Batel, es el peor gobernador después de su padre que ha tenido nuestra bella tierra, el crimen se disparó, la deuda creció exponencialmente, la impunidad se hizo latente. Entonces, a menos que el señorito haya cursado de nuevo la universidad, pero no como antropólogo, sino como un doctor en administración pública, no veo de donde saca méritos propios para ser designado en tal puesto.
Pero lo peor de todo, esta decisión nos demuestra que las decisiones del próximo presidente, son de: “al hay se va”, son decisiones de impunidad como la napito, gestora o Elba, son decisiones de recoger escombros y basura de otros lados con tal de sumar.
Significa que está eligiendo a miembros del gabinete para pagar compromisos como siempre lo hizo el PRI o el PAN, que esta designando a los amigos o cercanos para ejercer como siempre pregonó el pueblo sobre el nepotismo del PRI y del PAN.
De donde saca el peje que Lazarito hará un buen trabajo como coordinador de asesores, si no pudo controlar a su ex gabinete y mucho menos organizar. O de seguro ya le hablaron al oído y le contaron maravillas, como lo hicieron con napito, y este se las creyó o simplemente las vio como un pago de los compromisos hechos en campaña.
Esto no es buena señal de que se están haciendo bien las cosas en el próximo gabinete, sino se están pensando con el corazón y no con la cabeza.

Deja un comentario