México, País con Mayor Riesgo Para Ejercer el Periodismo

0
65 visto
México, País con Mayor Riesgo Para Ejercer el Periodismo
México, País con Mayor Riesgo Para Ejercer el Periodismo

* En la última década han sido asesinados un total de 118 periodistas.
México ha sido calificado por organizaciones internacionales, como el país con mayor riesgo para ejercer el periodismo, tan sólo en la última década han sido asesinados un total de 118 periodistas y en los últimos años cada 26 horas un comunicólogo recibe una agresión, según estadísticas de Artículo 19.
Aunado a lo anterior, existen estados de la república, que han sido catalogados como zonas de muy alta peligrosidad para ejercer la profesión, entre ellos, Guerrero, Tamaulipas, Chihuahua y Michoacán.
Un periodista que prefirió mantenerse en el anonimato y residente del municipio de Aquila, Michoacán, zona de lucha entre los cárteles de las drogas, platicó que durante dos décadas ha ejercido la profesión, pero en los 7 últimos años, su trabajo se ha convertido de alto riesgo y recibe al menos 10 amenazas anualmente, por parte de los diferentes integrantes de la mafia michoacana.
Con el rostro adusto y esbozando una ligera sonrisa nerviosa cuando se le cuestiona, porque continúa ejerciendo el periodismo, pese a las múltiples amenazas y el riesgo que corre tanto su integridad física y la de su familia, comentó que pocas personas continúan en la profesión y es necesario que alguien dé voz a los problemas de su localidad para intentar cambiar la situación en la que viven.
“Hace mucho tiempo nos hacen esa pregunta, me gusta mucho mi profesión y mi trabajo que tengo, pero también hemos aprendido que sí ahorita no le damos a la región, nadie se las va a dar, todo se sabe por conducto de otros amigos que se firman las notas”, señaló.
Mientras otorga la entrevista, el periodista michoacano, mantiene entre sus manos un pequeño aparato electrónico que llama Botón de Pánico que le otorgó el gobierno federal, luego de que tuviera que huir hacia un cerro, perseguido por un grupo armado, tras un operativo.
Mientras aprieta el pequeño aparato, del cual no se separa, reconoce que el Botón de Pánico, no le otorga ninguna garantía para salvaguardar su integridad física, debido a que únicamente funciona con la señal de telefonía celular, con la cual no se cuenta en gran parte de Aquila, Michoacán.
Con una risa nerviosa, reconoció que de los sucesos que vive, sólo pública menos del 20 por ciento y así ha logrado mantenerse con vida y celebrar su cumpleaños diariamente.
“Como siempre lo digo, culito pero sanito, y que a la mejor terminaré escribiendo de turismo o de ganadería o agricultura, porque los otros temas se van cerrando”, ironizó.
Recomendó a los periodistas michoacanos en general, nunca confiarse de las coberturas que realizan, extremar precauciones en algunos municipios de la entidad y mantener a la familia y seres queridos alejados de la labor.
Por último señaló que la mayor dificultad que tiene para trabajar en zona de riesgo, es que no existen marcos jurídicos para ello y existen definiciones para los corresponsales de guerra, pero ninguno para un periodista que trabaja en medio de la lucha intestinal y sangrienta que mantienen los capos de la mafia en la conquista del territorio y del poder.

Deja un comentario