Michoacán Problemático

0
19 visto
Ley-Chapulin

Cuando uno compara la situación de Michoacán con todo el país, se da uno cuenta que estamos jodidos, pero no solamente en el aspecto político, sino económico, educacional, industrial y social. Michoacán es una tierra de líderes, pero líderes que no saben trabajar en conjunto, en equipo, la principal característica del Michoacano es la envidia, nadie puede sobresalir, sin que alguien más intente hundirlo, simplemente por envidia. En los últimos 30 años nuestro estado ha tenido 16 gobernadores, esto es nada estable para un estado que carece de un liderazgo y por si fuera poco no tardaremos mucho tiempo en que vuelva a haber interinatos.
Tanto cambio y tanto interinato, no permite que haya continuidad, proyección y planeación, sólo incertidumbre y desorganización. El Estado necesita la famosa Ley Chapulín, la cual no permita que ningún político intente dejar su cargo para brincar a otro. Cada funcionario michoacano elegido por el pueblo debe terminar su periodo completo y no podrá aspirar a que en el siguiente ciclo pueda competir por otro cargo, pero nadie en Estado, ni el gobernador, esto haría que el representante en la entidad, no pensara en una candidatura presidencial, ni en una secretaría de Estado, esto haría que hubiera continuidad y planeación. Tampoco permitiría a los Presidentes municipales en pensar en las diputaciones o pedirle el favor al Gober para ocupar algo importante en la capital.
En varios estados ya existe esta ley, pero no para el Gobernador, y se necesita, todo dependería del Congreso, el cual, no creo que se aviente la bronquita de si quiera pensar en bloquearle el paso.
Pero también necesitamos una ley de educación funcionaria, es decir, que aquel, que quiera ser Gobernador, Presidente Municipal o Diputado, tenga al menos un cierto nivel educativo y una cierta experiencia de administración pública, sino vea el desastre que ciertos personajes hacen en el ayuntamiento de Morelia, secretarios que simplemente no saben que hacer porque nunca habían trabajado en un puesto tan importante. El costo de la curva de aprendizaje es muy caro y por lo tanto detiene la fluidez administrativa.
Son dos leyes necesarias para empezar a pensar en continuidad y liderazgo, piénselo, que nuestro estado tanto necesita.

Deja un comentario