Para un Mal, Mezcal y Para un Bien, También

0
7 visto

MSV.- Lo que antes era un simple dicho, ahora se está volviendo una realidad, aparte de que lo que se gana no alcanza para vivir, los impuestos no los alcanza uno a cubrir; por eso, como se solucionó para que parte se recupere o de que algo se gane de la enorme cantidad de casas del Infonavit abandonadas, se acuerda ponerlas en renta, mediante el respaldo de la patronal que les retenga del salario, el importe.
Por una parte se van a evitar las invasiones y otras, que no se derrumben, porque toda casa que no se habita, termina en escombro.
Lo mismo puede pasar con las constructoras que no han podido vender sus construcciones y que al serles invadidas, se las pagan en abonos chiquitos y al precio que acuerdan los que ya las tienen en su poder.
Desde ha tiempo los traspasos que generalmente no son cumplidos, porque se arrastra la experiencia de que ponen pretextos por cualquier deficiencia que el inmueble tenga, nomás unidos, imponen la popular sentencia de que nunca serán vencidos, de tal manera que la industria de la construcción de esta índole, ya no va a deslumbrar a los que ganaron millones y millones de pesos aún sin que los ayuntamientos les dotara del servicio de agua, porque hay fraccionamientos donde se las idearon para que mediante una modesta cuota, pudieran los habitantes dotarse de agua de pipas que asisten a sus depósitos y la pagan porque la pagan, ya que los que les venden ese líquido, no fían y el comité administrativo, acuden al sitio que debe cuotas y los dejan sin agua.
Esos gobiernos internos están dando resultados, porque conocen a sus cohabitantes y no los dejan siquiera organizarse para presentar alguna protesta a las autoridades, ni de gobierno, ni judiciales, porque cuidan su patrimonio a tal grado, que allí sí saben quien es ladrón o criminal. Es algo interesante que habría que emular para otros espacios, no que lo que va a pasar con el nuevo modelo de rentar casas que al Infonavit le abandonaron, que le pagarán la renta porque el patrón se las retendrá, pero que van a exigir limpieza, vigilancia y que los enseres de sus servicios fisiológicos no estén descompuestos por su uso diario.
En tanto y bueno, suceda lo que suceda, esto hay que tomarlo al estilo tradicional y ahora moderno que ya se tiene la marca de origen y se está vendiendo tan bien y caro: si sale mal, mezcal y si sale bien, también.

Deja un comentario