Renuncia al PRD Para Irse a Morena

0
28 visto

Queridas y queridos militantes del PRD en Michoacán:
Acudo a la reflexión sobre mis valores, mis principios y a lo que le da sentido a mi participación en la política. Acudo al ejercicio de la libertad en un sentido amplio hoy, que he decidido renunciar a mi militancia al Partido de la Revolución Democrática (PRD) y sumarme como una militante más al Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) que encabeza Andrés Manuel López Obrador.
Condensado en un instante, ha quedado mi paso por la dirigencia estatal del PRD. Un instante que sintetiza las horas y los días en los caminos más apartados de nuestro bello estado, en la conversa con los humildes, con nuestros pueblos originarios, con las mujeres y los hombres del campo cuyo abrazo y apretón de manos rudo, sincero, fuerte, nos animaba a seguir adelante.
Dirigir al PRD en Michoacán y en mi condición de mujer no fue fácil; se cometieron errores y muchas cosas dejaron de hacerse, no hay duda, pero siempre estuvieron ahí mis compañeras y compañeros de la dirigencia, a los que aprendí a respetar, a los que aprendí a querer. Siempre estuvieron ahí mis convicciones de militante de izquierda y lo más importante, siempre estuvieron ahí los militantes de a pie, los que le dan sentido y razón a toda lucha.
Debo decir que en cada acción, en cada decisión, actué con un sentido ético, tratando de estar a la altura de la responsabilidad adquirida. Cuando en el 2009 ganamos 8 de las 12 Diputaciones Federales entendí que habíamos logrado consolidar un equipo capaz de enfrentar al poder presidencial en la persona de Felipe Calderón, y es que en mayo de ese mismo año ya habíamos pasado uno de los momentos más difíciles de nuestra gestión: el llamado michoacanazo.
Muchas cosas habrá por contar y ya el tiempo dará la pausa para hacerlo.
Creo en la izquierda que construye, creo en la izquierda que defiende como premisa la ética y los valores de la honestidad, la congruencia, la solidaridad y la generosidad con el pueblo. No creo en la izquierda que pacta de manera pragmática a costa del sacrificio de la razón y la acción militante.
No creo en la izquierda que está atenta al interés del poder y de reformas a modo de los que han hundido a la nación. Creo en el interés de millones de mexicanas y mexicanos que demandan una izquierda vigorosa, que no pacta a costa de dejar en el camino los principios y las causas.
Creo en los liderazgos de Andrés Manuel López Obrador y del Ingeniero Cuauhtémoc Cárdenas, referentes importantes de la izquierda mexicana, pero sobre todo, creo en la fuerza del pueblo cansado de vivir en la exclusión, la injusticia y la violencia social. Cientos de militantes de izquierda han sido asesinados en la búsqueda del cambio indispensable; en memoria de ellos estamos obligados a ser consecuentes y darle un nuevo rumbo a la izquierda en el país.
Somos del mismo material del que se tejen los sueños, caminemos pues juntos desde nuestras trincheras sin renunciar a la utopía, al sueño de una sociedad más justa, dialogando y construyendo entre iguales.
Los abrazo como siempre, con afecto.
FABIOLA ALANÍS SÁMANO
3 de noviembre del 2013

Deja un comentario