¿Sabe Quién es Leicester?, Pues Ganó la Liga Premier

0
7 visto
Leicester

* Con una de las mayores heroicidades de la historia del fútbol
* «Una vez en la vida puede suceder: así es el fútbol».
Esta frase memorable de Claudio Ranieri, entrenador de dicho equipo, corrió de boca en boca en la gran noche azul de Leicester. El entrenador al que Mourinho llamó despectivamente «Zero Tituli» ha logrado la mayor gesta del fútbol británico en 21 años, desde aquella otra del Blackburn.
David vence a los Goliats de la Premier y sus camisetas se agotan en todo el mundo. Los zorros son ya matemáticamente campeones, tras el empate del Tottenham frente al Chelsea el lunes (2-2) y con el apoyo de esa vetusta, fea y multiétnica ciudad de 300,000 habitantes.
Mientras en España siguen ganando los de siempre, en Inglaterra ha sucedido el”MILAGRO”, que tiene su explicación prosaica y numérica, sin quitarle el mérito al método Ranieri y a su capacidad para crear un bloque sólido, inyectando sabias dosis de ambición y humildad. En diciembre, cuando el Leicester City era ya el primero, Ranieri seguía diciendo: “Nuestra meta para esta temporada es conseguir los puntos suficientes para asegurar la permanencia. Primero vamos a lograr eso, y después ya hablaremos”. En esas fechas arrojaba Mourinho la camiseta del Chelsea, hundido en la miseria por su arrogancia, traicionado por un equipo multimillonario que al arranque de temporada estaba valorado en diez veces más que la plantilla de los otros blues, a 160 kilómetros de Londres.
Las apuestas al arranque de temporada eran de 5,000 a 1 en contra, incluso el actor Tom Hanks le apostó a ellos. Es decir, si alguien apostó 100 euros a la machada de Leicester City, ayer recibió 500.000 euros. Lógica ante la historia de un club que ascendió de segunda hace dos temporadas y trepó hasta el puesto 14 en su regreso a la Premier, tras eludir la lucha por el descenso.
Así es la Premier: una movilidad superior a la de otras ligas europeas, cimentada sobre todo en un reparto más equitativo de los derechos televisivos y en una mayor identificación popular con los clubes, al margen de rango y títulos. Mientras el Chelsea ingresaba el equivalente a 127 millones de euros tras conseguir el título en la temporada 2014/15, el Leicester se llevaba 92 millones por quedar en mitad de la tabla (el doble de lo que percibieron el Alético o el Valencia ese mismo año). La vitola de equipo modesto también es relativa: los zorros se dejan en salarios 55 millones, algo que está tan solo al alcance de los cinco grandes en España. Pese a haber estado una década languideciendo en la Segunda División, el Leicester City tiene un estadio blanquizazul y de Primera (32,000 espectadores), rebautizado hace cinco años con un nombre ajustado al futuro: King Power.
Pues sí, es un Milagro un equipo al que nadie le daba una libra, ahora es el campeón de una las mejores ligas del mundo, Viva el Rey.

Deja un comentario