Alfonso Martínez No Cumplió

0
154 visto
Vieja-Central-Camionera

Hace dos años en la pasada legislatura, se aprobó ceder los predios donde había estado la central camionera, estos predios después de dimes y diretes, de cuestiones políticas y de mil cabildeos pertenecían al estado y fueron traspasados a manos de Gobierno Municipal de Morelia, se termino la legislatura y una vez instalada la presente se publicó en el Diario Oficial del Estado el traspaso, creando un incremento en activos de más de 300 millones, un jugoso activo.
Pero esos terrenos emproblemados de hace más de una década, tienen construido un estacionamiento, que es una concesión a 25 años que supuestamente daría vida al centro de Morelia, esta concesión le obligaba al Ayuntamiento que si el concesionario no pagaba los intereses del préstamo concedido por BANOBRAS, con el que fue construido, el Ayuntamiento erogaría dicho monto, este monto es de alrededor de 18 millones anuales. Entonces Morelia pagaba dinero de una construcción que no era de ella, en unos terrenos que no eran de el, volviendo un problema de leyes y finanzas para SHCP.
La solución de ceder los derechos del terreno al Ayuntamiento ayudaban a sanear sus finanzas y ayudaban a tener espacios disponibles para desarrollar lo que se necesitara en ese lugar.
En el decreto dice claramente que el ayuntamiento tiene 2 años exactamente a partir de la firma del dictamen emitido por comisiones unidas de la pasada legislatura para terminar el proyecto o de lo contrario se regresaría a su dueño original, el Gobierno del Estado de Michoacán.
Este decreto trae consigo el desarrollo además de oficinas, centros comerciales y jardines, incluso el posible desarrollo de la ciudad legislativa en el terreno donde se encontraba Tron Hermanos (la aceitera). No sólo eso, contemplaba del ahorro de gastos por parte del Ayuntamiento, la liberación de las oficinas de manantiales, para estas fueran ocupadas por delegaciones federales.
Por lo tanto, los terrenos de la central vieja, deben ser regresados a su dueño original, ya que la administración del presidentito no cumplió en el desarrollo del proyecto, lo que crearía el descenso de activos del ayuntamiento sustancialmente y se reflejaría en sus finanzas crediticias.
A ver, si es cierto que la Ley es la Ley, señores diputados revisen el dictamen y podrán concluir que el desarrollo de esa zona esta muy retrasado y que no cumplirá con lo establecido.
Este negocito de ser socio del nuevo consecionario y ser parte dueño de centro comercial por 25 años, le dejaría al presidentito independiente una ganancia de alrededor de 50 millones, algo así como 150 mil pesos mensuales al señor que dijo que era el más transparente y menos corrupto de Michoacán, Alfonso Martínez.

Deja un comentario