¡Se los Dije!

0
13 visto

Hace unas días escribí un artículo, que había doce candidatos que no tenían posibilidad alguna de ganar, que usted habitante de esta bella ciudad o de este estado reconsiderara su voto y si pensaba votar por alguno de ellos lo pensara dos veces, porque si llegaba a votar por ellos desperdiciaría su voto. En fin, todos los nombre antes mencionados, resultaron hacer cierto mi análisis y déjeme ratificarlos ahora.
Primero los independientes, ninguno de ellos tuvo posibilidad alguna en ningún momento, vea los porcentajes que obtuvieron, el presidentito alias “Jenruchito”, creyó que si mandaba soldados a la guerra iban a matar a alguno que otro y con esto le ayudarían, lo malo es que los mandó sin decirles la realidad y sobretodo sin municiones. El proyecto independiente en todo el país estaba muerto desde hace años, todos los independientes mismos loa asesinaron con su avaricia, su inexperiencia y sobretodo con su actitud de soberbia. La población se dio cuenta que solamente eran unos oportunistas y que su único fin era enriquecerse, porque en el partido donde militaban no los dejaban hacer los desmanes que querían. Este grupo de independientes, convertido en “partido”, fue patrocinado en su totalidad por el Ayuntamiento de Morelia, por eso tantas tranzas a través de tanto tiempo.
Los Priístas, Daniela, Xótchitl e Ixtlahuac, nunca tuvieron posibilidad, la oleada de morena y la imposición de su candiatura exigida por el pobre exdirigente del PRI nacional, creído moreliano, Enrique Ochoa los mató, dividiendo su propio partido en varias partecitas, ahí esta el ejemplo de Fausto, Constantino y ellos mismos, los candidatos estaban condenados a morir, véalo usted mismo, pocas presidencias municipales y ninguna diputación local.
Lo mismo le pasa a Guillermo Valencia, el no es de aquí, nadie supo quién era,eso de poner a foráneos creyendo que si hablan mucho, van a tener seguidores es un verdadero error.
César Santoyo del PANAL en Morelia, por favor, compite por el ego o por el orgullo, pero nunca, léalo, nunca un partido chico va a poder ganarle en una ciudad capital y sobretodo si es una primera vez.
Nunca la mencioné en el artículo anterior, porque creí que su nombre valía, pero la peor derrota de estas elecciones es Luisa María Calderón, que rompió la leyenda de Carlos Galvéz, de nunca ganar, dos candidaturas a gobernadora y una a diputada federal, vaya risa, si ella hubiera querido luchar por Morelia, hubiera tenido posibilidad, pero no quizo pisarle los piesitos al independentito.
Así como estos ejemplos que dejaran huella, le digo a las nuevas generaciones de políticos, aprendan!,

Deja un comentario