Vaya Desmadre Dejo en tan Poquito Tiempo

0
255 visto
Salvador-Jara

Pobres de aquellos que decidieron empujarlo como un hombre integro, inteligente, recto y honorable, vaya chasco se llevaron al darse cuenta que en lugar de hacer algo por nuestro territorio, sólo le importo chingarse la lana, pasearse, llevarse a ciertas personas a la playa como su pareja y no su esposa y subir el ego, porque otra cosa no hizo, más que dedicarse a sangrar al Estado.
Todo este desmadre lo inicio el virrey fresa, Alfredo Castillo, que junto con un político priístas de renombre y varios empresarios que creen saber de administración pública o creen que pueden manejar al antojo a esta personas decidieron proponerlo como la persona que arreglaría la situación de Michoacán, pero la situación no es de controlar los dineros, sino de política, de honor y de rectitud.
Al cambiar a Salvador Jara como gobernador interino, creyeron primero que controlarían al Estado, segundo, que se les beneficiaría con contratos, obras o programas, y tercero que podrían definir el futuro del Estado, pues el tiempo le dió la razón a otros y no a estos personajes. Salvador Jara, resulto ser un ladrón, un desorganizado, una persona poco preparada, con muy poca ética, poca moral y la gente que el metió, es decir, su gabinete, peor aún.
El Congreso el Estado reprobó la cuenta pública de este personaje, calificándola como la peor, mucho peor que la de Fausto Vallejo, al que creen que ha sido el peor, pues no, ahí se la llevan los Cárdenas y Jara.
Y es que en la Auditoría Superior del Estado no le encontró ni pies ni cabeza a su desmadre. Lo peor aún es que lo que se chingaron ya no lo encuentran y ahora le quieren hechar la culpa a Fausto Vallejo y a Jesús Reyna. Yo que muchos, que creen que saben de política hubiera dejado a Vallejo y a Reyna y hubiera metido al bote a Jara.
A ver si esos empresarios vuelven a meter la mano al fuego por alguien, Michoacán ya no está para experimentos, dejen que la democracia, las elecciones competitivas y políticos de carrear hagan lo que saben hacer, chingarse poquito, no las cantidades que se chingo, Lázaro Cárdenas Batel o Salvador Jara, por eso, estamos como estamos.

Deja un comentario